Duke Energy, Eurnekian y G&P desarrollarán el proyecto. El secretario de Energía nacional se sumó a la misión neuquina.

NEUQUÉN (AN) – El gobierno de Jorge Sapag, a través de la empresa estatal Gas y Petróleo (G&P), avanza junto con la estadounidense Duke Energy y la Corporación América (Eurnekian), en el proyecto de dotar de una central hidroeléctrica el dique compensador El Chañar. El mandatario habló ayer de estos temas con directivos de la empresa norteamericana durante la primera jornada de la gira por el estado de Houston, a la que ayer se sumó el secretario de Energía de la Nación, Daniel Cameron.

Sapag está en Estados Unidos, invitado originalmente por Duke Energy, dueña de la central térmica Alto Valle y concesionaria del complejo Cerros Colorados. La reducida comitiva está integrada por el secretario de Recursos Naturales, Guillermo Coco, y el presidente de G&P, Rubén Etcheverry.

Cerros Colorados es una obra diferente en el conjunto de las presas que construyó Hidronor. De hecho, es la única que no embalsa sino que deriva el agua hacia dos cuentas naturales, Los Barreales y Mari Menuco. El dique El Chañar regula el caudal con el que el río Neuquén llega a los valles. No tiene generación de energía, pero en el diseño original estaba prevista la incorporación de turbinas.

Los beneficios para encarar ahora la instalación de una o dos turbinas son varios: el primero es que cualquier aporte de nueva energía tiene tarifas muy superiores. Pero además Duke Energy es acreedora del sistema eléctrico, que administra Cammesa; la idea es que el gobierno nacional pague su deuda con aportes al proyecto. No está claro si el Grupo América tiene previsto invertir.

La idea, según reveló una fuente oficial, es dotar a la estructura de una o dos turbinas, con una potencia instalada de 35 megavatios (MW) -equivalente a poco más de la mitad de la de Casa de Piedra-. Se trata de una oferta modesta, pero rentable, porque, además, tendría un factor de funcionamiento alto puesto que es preciso garantizar un caudal constante del río hacia los valles. La inversión muestra la magnitud del emprendimiento: 60.000.000 de dólares.

Sapag fue ayer hasta Odessa, cerca de Houston, para visitar un parque eólico que tiene Duke Energy. Allí coincidió con el gobernador de Texas, Rick Perry. La comitiva se verá hoy con representantes de dos petroleras importantes con escasa presencia en Neuquén: Apache (que se quedó hace dos años con los activos de Pioneer) y APCO, operadora del área Entre Lomas, que hace 40 años que produce petróleo en la cuenca.

Río Negro

About these ads