Se trata de reservorios no convencionales que requieren altas inversiones. YPF dio a conocer ayer un pozo piloto en el yacimiento Loma La Lata que le demandará unos 10 millones de dólares. Por su parte, Apache realizó en abril y mayo de este año operaciones en reservorios shale de Anticlinal Campamento

La provincia de Neuquén es la punta de lanza del nuevo horizonte gasífero argentino. Ante la alarmante caída de la producción y la madurez de los yacimientos, las empresas empiezan a acudir al “gas más difícil”, que se encuentra en los reservorios no convencionales.
Prueba de ellos son las experiencias piloto que llevan adelante YPF y  Apache en la Cuenca Neuquina.

La petrolera hispanoargentina dio a conocer ayer el pozo K-X-1 ubicado en el yacimiento Loma La Lata, a unos 14 kilómetros de Añelo. Para ello, se realizó una visita de la cual participó el gobernador Jorge Sapag y el vicepresidente y CEO de YPF, Sebastián Eskenazi.

En octubre pasado, La Mañana de Neuquén adelantó que la filial argentina de Repsol realizaría una perforación para explotar el denominado “shale gas”.

Este tipo de procedimientos consiste en fracturar la roca madre que se halla al fondo del reservorio, para extraer el gas que contiene. La roca madre es una formación que tiene materia orgánica y que sometida a la presión de los sedimentos se convierte en generadora de hidrocarburos.

Ese tipo de reservorios no conlleva una producción económica viable si no es asistido con tratamientos de estimulación masivos. La empresa informó que invertirá 10 millones de dólares en el pozo piloto K-X-1. Es el primero de tres pozos exploratorios que tiene planeados YPF en la formación Vaca Muerta. Habrá una segunda perforación vertical y una tercera horizontal.
Luego de esos pilotos, la petrolera diseñará un plan de desarrollo. Destinará unos 300 millones de dólares a la explotación de “shale gas”. La iniciativa entra dentro del “Programa de Desarrollo Exploratorio 2010/2014” que YPF anunció en diciembre último y que apunta a conocer el potencial de reservas de petróleo y gas del país.
La decisión de llevar a cabo la punta de su proyecto en Neuquén está relacionada con la logística disponible en Loma La Lata y la presencia de condiciones geológicas favorables.

El “shale gas” requiere de estimulaciones mediante la inyección de grandes cantidades de líquido y agentes de sostén que producen fracturas en la roca madre, lo cual vuelve muy costosa la operación.

El pozo K-X-1 tiene más de tres mil metros de profundidad, y, según los ingenieros de YPF, contiene “gas de buena calidad”. Ya fue punzado cinco veces para producir las fracturas que liberan el hidrocarburo.

Para llevar a cabo la estimulación se utiliza unas 15 veces más de agua que la necesaria en un yacimiento tradicional. Por eso, el gas que se produzca debe tener un precio muy superior a los que se manejan en el mercado argentino (Ver recuadro).

El K-X-1 demandará unos seis meses de ensayo antes de comenzar su producción normal. Además los datos que arroje serán estudiados en laboratorios del país y del extranjero.

Dos pozos de Apache

Por otro lado, la norteamericana Apache realizó en abril y mayo de este año operaciones para investigar el potencial de gas en arcillas “shale gas” en la provincia de Neuquén. La empresa informó que en ese período se llevaron a cabo de forma exitosa estimulaciones por fractura hidráulica en la formación Los Molles, en dos pozos verticales de su área de concesión Anticlinal Campamento, a más de 3.000 metros de profundidad.

Los Molles es una de las dos formaciones arcillosas importantes de la Cuenca Neuquina, la otra es Vaca Muerta, donde desarrolla su proyecto YPF.

“Apache utilizó tecnología de última generación para llevar a cabo estos trabajos de estimulación de arcillas “shale” -los primeros en Latinoamérica por su naturaleza-”, indicó la petrolera.
Además, señaló que se monitoreó la propagación de las fracturas en la roca, observando los epicentros de los miles de micro-eventos sísmicos que se producen a medida que se parte la roca.

Los trabajos de fractura resultaron exitosos y ambos pozos en la actualidad producen gas en la etapa de ensayos posteriores a la estimulación.
Además, Apache perfora en la actualidad el pozo ACO-10, en el cual tiene planificado extraer de la formación Los Molles un “testigo corona” (muestra de roca que se corta mediante un trépano especial), que será estudiado en los EE.UU.

La Mañana Neuquén

_____

YPF invertirá millones en el ‘shale’ gas neuquino

Si los estudios dan resultado, destinará u$s 300.000.000 en Loma de la Lata

Si los ensayos que hoy continuará realizando en un pozo del norte de Loma de la Lata dan buenos resultados, YPF tiene proyectado invertir 300.000.000 de dólares en el desarrollo del ‘shale’ gas (arcillas gasíferas) de este yacimiento neuquino, según confirmó ayer el CEO de la compañía, Sebastián Eskenazi. El desarrollo de este combustible, que es igual al de los yacimientos tradicionales pero tiene costos muy altos de extracción, es vital para el futuro del negocio en Neuquén, pero también para el abastecimiento del país.

No es YPF la única empresa que apunta a este tipo de reservorio. La estadounidense Apache también tienen desarrollos de ‘shale’ gas en Neuquén, en su yacimiento Anticlinal Campamento. (Ver aparte)

En Neuquén y en Río Negro existe grandes avances en el último año en estos yacimientos de gas no tradicional, especialmente con las ‘tight sands’ (arenas compactas). Varios proyectos recibieron autorización nacional para vender su producción a valores muy superiores a la media del mercado: 5 dólares por millón de BTU (una medida estándar internacional) contra los 2 que en promedio se paga en la cuenca.

Ese mismo precio deberían recibir los que produzcan en reservorios de ‘shale’, dijo ayer una fuente del gobierno neuquino. “Con ese valor, la operación es rentable”, añadió.

“Río Negro” preguntó ayer sobre este asunto a los directivos presentes de YPF. Contestó el director de Exploración y Producción, un español llamado Tomás García Blanco: “lo importante es que haya gas, después se van a dar las condiciones (económicas) para este gas, que puede significar un cambio en el mapa energético del país”.

Más tarde, a una pregunta similar, Eskenazi dijo que en YPF no tienen “ninguna duda de que si seguimos con esta tendencia de precios, esto va a ser viable”. Se refería a los reconocimientos que fue autorizando la secretaría de Energía de la Nación sin tocar las tarifas residenciales, que siguen congeladas desde hace una década.

Para Sapag el de ayer fue un día histórico. En su gobierno creen que la magnitud de este desarrollo es tan grande que signará la producción neuquina en las próximas décadas.

“Esto va a dar trabajo a mucha gente”, añadió el mandatario. Hablaba de la mano de obra que demanda un desarrollo así.

Río Negro

_____

Eskenazi confía en los precios

El desarrollo del “shale gas” requiere de grandes inversiones, y por ello, las empresas piden precios que hagan rentable el negocio.
Los altos costos se deben a que es necesario aplicar varias “fracturas hidráulicas”, que consiste en someter a la roca a altas presiones para partirla y crear un “canal” que facilita el acceso de gas al pozo que, de otra forma, permanecería atrapado en la roca, dado que la arcilla es prácticamente impermeable. Por eso, las fracturas necesarias para extraer ese gas superan varias veces en magnitud a las fracturas hidráulicas que se realizan en pozos convencionales.

“No tenemos ninguna duda de que si seguimos con la tendencia que está teniendo en este momento el mercado del gas, en un corto plazo este tipo de proyectos van a ser viables”, señaló el vicepresidente y CEO de YPF, Sebastián Eskenazi, al ser consultado por las condiciones de precios necesarias para desarrollar el shale gas.

Mientras que el gobernador Jorge Sapag mostró su entusiasmo con la explotación de los yacimientos no convencionales. “Esperamos que nos lleve a un horizonte de reservas de gas de 40 o 50 años con el correr del tiempo. Por eso decimos que este es un punto de inflexión en la historia de los recursos naturales de la provincia de Neuquén”, señaló el mandatario.

Y agregó: “La formación Vaca Muerta, que es donde se ubica el shale gas, está en distintos lugares de la provincia, así que somos muy optimistas de que en otras áreas de la provincia de Neuquén habrá importantes resultados en la exploración. El tipo de roca donde está el gas alojado es muy buena, geológicamente se comporta muy bien. Esto le va a traer grandes satisfacciones al pueblo de Neuquén por la generación de puestos de trabajo”.
Además, mencionó que su gira por los Estados Unidos a principios de año trajo como resultado el interés de empresas como Apache en la explotación de shale gas.

La Mañana Neuquén

_____

Un recurso que está en otras formaciones

Mientras YPF busca colocar en condición comercial el ‘shale’ gas de la formación Vaca Muerta de Loma de la Lata, Apache investiga en la capa Los Molles de su área Anticlinal Campamento, hacia el oeste de Cutral Co.

La empresa estadounidense, que ya hizo punta junto con otras en el desarrollo de otro gas no convencional, el de arenas compactas (‘tight sands’), investiga sobre la base de perforaciones ya realizadas, a diferencia de YPF en Loma de la Lata que lo hace con pozos nuevos.

Lo que hizo Apache fue monitorear “la propagación de las fracturas, observando los epicentros de los miles de microeventos sísmicos que se producen a medida que se parte la roca”. Los resultados fueron exitosos. La empresa “está actualmente perforando el pozo ACO-10, en el cual tiene planificado extraer de la formación Los Molles un testigo corona que se enviará a un laboratorio en los Estados Unidos donde Apache dispone de equipos especiales para este tipo de estudios con tecnología de punta”, comunicó la empresa.

Río Negro

About these ads