El 2007 la empresa ENDESA realizó los primeros trabajos de campo para presentar sus Estudios de Impacto Ambiental (EIA) de los proyectos: “Central Hidroléctrica Neltume” y “Línea de Alta Tensión Neltume- Pullinque”. Estos se ubican en la comuna de Panguipulli, Región de Los Ríos (Chile), actualmente en evaluación ambiental desde diciembre de 2010. Los impactos identificados se asocian a la contradicción entre la racionalidad económica de los intereses empresariales y las prácticas culturales de sustentabilidad que poseen las personas que habitan la zona. Cabe mencionar que en el lugar de emplazamiento de las iniciativas eléctricas existe una reserva mundial de la biósfera de agua y biodiversidad binacional (Chileno-Argentina).  


“Un ngenpín  [sabio] dijo eso. En sueños lo supo,
dijo que el lago está encadenado con el cielo,
con el ngünechén [dios] de arriba… tiene mucha
fuerza el lago. Entonces por eso cuando vienen
y quieren ver cuántos metros abajo hay, no pueden
llegar, porque es del cielo, se van para abajo, para
abajo y no llegan nunca. No ven las cosas que hay
debajo, porque está en contacto con Dios, con
el cielo” (Rosario Queupumil, Lago Neltume, enero 2011).

Por Nastassja Mancilla Ivaca y Pablo Rojas Bahamonde.- El Destino 7 Lagos, en la comuna de Panguipulli, es una de las rutas más concurridas durante la temporada alta de turismo de la Región de Los Ríos y donde habitan una importante cantidad de comunidades indígenas. Actualmente lago Neltume, que integra esta ruta, es el lugar elegido por ENDESA para realizar sus proyectos “Central Hidroeléctrica Neltume” y “Línea de Alta Tensión Neltume- Pullinque”, los que ingresaron al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) en diciembre de 2010.

Lago Neltume se encuentra rodeado de comunidades mapuche, para las cuales éste es un lugar sagrado que se relaciona con aspectos religiosos y culturales, como el Nguillatún. Uno de los impactos más significativos para la población indígena de la zona, si se aprueban los proyectos, será la intervención de esta ceremonia ancestral y del paisaje que habitan.

La empresa eléctrica presentó por primera vez su proyecto al SEIA el 17 de febrero del 2010, pero el 28 de abril lo retiró por haber recibido más de 500 observaciones, además del rechazo de las comunidades indígenas afectadas. Pero en diciembre del mismo año los reingresó bajo la nueva normativa ambiental. Así, el 17 de ese mes, se abrió el proceso de participación ciudadana.

En las comunidades indígenas y localidades que se verán impactadas de aprobarse las iniciativas de ENDESA, la primera fase del proceso consistió en la exposición de las modificaciones que generó la Ley 20.417 a la 19.300 de Bases Ambientales, que se denominó “Talleres de Apresto de Deberes y Derechos Ambientales de la Participación Ciudadana”.

El 14 de enero del 2011 se pronunció el Consejo Regional (CORE) en rechazo a las iniciativas de ENDESA por ser incompatibles con las políticas, planes y programas de desarrollo regional y comunal, que se enfocan a actividades turísticas relacionadas con la diversidad del paisaje como, por ejemplo, Los Saltos del Huilo- Huilo.

Aunque esta decisión no es resolutiva, es una de las facultades que da la nueva normativa ambiental al Gobierno Regional, al igual que a las municipalidades, en este caso la de Panguipulli. Lo que suma un total de 25 instituciones públicas que evalúan.

Cabe destacar que durante el mes de enero la cantidad de ocupación hotelera fue del 85% en el Destino Siete Lagos, según el Servicio Nacional de Turismo (SERNATUR). Además, la Oficina de Información Turística (OIT) registró en Panguipulli un total de 20 mil 891consultas entre diciembre del 2010 y febrero 2011. El turismo representa una fuerte actividad en la comuna, incluso se declaró Zona de Interés Turístico (ZOIT) el año 2006.

En la zona de influencia de los proyectos de ENDESA se encuentra la Reserva de la Biósfera de los Bosques Templados Lluviosos de los Andes Australes, ratificada y regulada por la UNESCO desde el 2007 y el Sitio Prioritario para la Conservación Mocho – Choshuenco (ver mapa). Además, en la desembocadura del río Cuacúa, en lago Neltume, existen humedales donde habitan especies protegidas como el Huillín.

Impactos culturales

Las comunidades mapuche que habitan Lago Neltume desde el 2007 han experimentado conflictos que se relacionan con los proyectos de ENDESA. Empresa que ese año comenzó los trabajos de campo para realizar los Estudios de Impacto Ambiental (EIA). El 2008 se dividió la comunidad Juan Quintumán en dos, y apareció Inalafquén, producto de la intervención de la transnacional -de actuales capitales italianos pertenecientes al grupo energético Enel.

Así, una cantidad de personas se inscriben en esta nueva comunidad y otras, que no quieren dejar la de origen por considerarse fundadores, pasan a ser apadrinados por ésta. Las razones de tal división se centran en que los dirigentes de la comunidad Juan Quintumán comenzaron a firmar acuerdos con ENDESA.

“Llevamos casi 5 años con los proyectos, todo empezó con la llegada de la empresa, ellos negociaron con las personas a cargo de la comunidad, a las que pensaban les podían sacar provecho”, comentó Fidel Jaramillo, actual vocero de los apadrinados por Inalafquén.

En el proyecto “Central Hidroeléctrica Neltume”, que presentó ENDESA el 2 de diciembre del 2010, se consideró 2 comunidades indígenas, como señaló en su EIA, Valeriano Cayicul y Juan Quintumán, en el que no incluyó a Inalafquén, por considerarla parte de la comunidad a la que pertenecía anteriormente.

Otras comunidades que podrían verse afectadas son las localidades de Tranguil,  Reyehueico y Liquiñe por el aumento del nivel de la cota del lago, las cuales tampoco se consideran en el EIA de ENDESA -Enel.

El 27 de febrero se realizó una reunión en Lago Neltume entre los dirigentes de todas las comunidades antes nombradas, para gestionar acuerdos y pasos a seguir por los proyectos en evaluación ambiental de ENDESA que los afectan. Se trató la situación de la inundación de terrenos, playas y la Pampa de Nguillatún, entre otros.

Carlos Curiñanco, presidente de la comunidad Antonio Curiñanco de Reyehueico, en esa oportunidad comentó la situación que enfrenta la organización que representa: “En invierno nos inundamos, quedamos anegados, porque el río Cuacúa se desborda naturalmente, y  el lago sube debido a las lluvias, y si se aprueba la central no sabemos qué pasará con nosotros”.

La bocatoma de las aguas para la generación de energía de la central de ENDESA, se encontrará en el río Fuy a través de un túnel de aducción,  el cual desaguará en lago Neltume, provocando que aumente el nivel de la cota, afectando los terrenos y cursos de aguas que se encuentran conectados a éste.

En el Informe Consolidado Nº 1 de Solicitud de Aclaraciones, Rectificaciones y Ampliaciones (ICSARA) al EIA del Proyecto “Central Hidroeléctrica Neltume “, que entregó el SEIA en febrero del 2011, se solicitó: “Ampliar la información con respecto a cómo se verán afectadas estas comunidades ribereñas y aledañas al lago, sobretodo en el sector del humedal donde se prevé un mayor impacto”, donde habitan las comunidades de Tranguil y Reyehueico.

El 1 de marzo la comunidad Inalafquén convocó a una reunión a las comunidades Valeriano Cayicul y Juan Quintumán, con el Capitán de Puerto  del Destino Siete Lagos, Mario Muñoz. Se le informó la amenaza bajo la que se encuentra la Pampa de Nguillatún que se inundará de aprobarse el proyecto de ENDESA.

Aunque el sector donde se realiza esta ceremonia corresponde a una comunidad en particular, participan diferentes organizaciones mapuche de la localidad. Remigio Quintomán, de la comunidad Juan Quintumán, explicó: “Provienen de todos los alrededores de lago Neltume, viene Colotue, Antonio Curiñanco, de Reyehueico, Cachín, Vicente Panguilef, Tranguil, Liquiñe, Manuel Curilef, Valeriano Cayicul e Inalafquén”.

En relación a las inquietudes de las comunidades, Muñoz explicó: “Mi misión es rescatar las observaciones y opiniones que tengan acá y hacérselas saber al Gobernador Marítimo, ya que el lago Neltume está dentro de mi jurisdicción, y debo emitir el informe técnico”.

Los asistentes dieron a conocer la importancia de los espacios culturales que se verán afectados, para las comunidades indígenas de la localidad, y porque consideran son los principales impactos que generaría la construcción de la central. Al respecto el Capitán de Puerto comentó: “Afectaría una parte importante que tienen las comunidades mapuche, para su historia, la cultura, que vendría siendo impactada, y que ojalá no ocurriera así”.

Por otro lado, Juan Carlos Skewes, investigador, Ph.D. en Antropología por la Universidad de Minessota, director del proyecto FONDECYT “Los Paisajes del Agua. Prácticas Sociales y Sustentabilidad en la Cuenca Hidrográfica del Río Valdivia”, ha realizado parte de su trabajo hace más de un año en la localidad de Lago Neltume.

El académico explicó: “Panguipulli es un territorio tremendamente indígena, comparativamente hablando es una de las comunas con mayor porcentaje de población indígena en el país”. En la comuna de Panguipulli, según el Censo 2002, existen 125 organizaciones mapuche con personalidad jurídica y viven más de 10 mil personas que se declaran mapuche. Hablando del lugar a ser afectado directamente, en donde se asientan las comunidades Juan Quintumán e Inalafquén, comentó que se constituyó durante el siglo XX como una zona de refugio respecto de los grandes intereses madereros y de la acción misional, y añadió: “Es interesante como logramos en este espacio marginado, recuperar, reconstituir un escenario cultural mapuche, que representa una forma de arraigo en la tierra y cuando uno lo compara con otros escenarios no se repite”.

Consultado sobre la posible aprobación de los proyectos de ENDESA “Central hidroeléctrica Netume” y “Línea de Alta Tensión Neltume- Pullinque”, respondió: “La pérdida de ese enclave significa la destrucción de una parte importante de la cultura local, de la cultura mapuche, pero también significa perder una oportunidad de aprendizaje para la sociedad chilena, de cómo puede ocupar los territorios de un modo que sea sustentable y que le permita acumular un reservorio, un capital de recursos naturales que son críticamente necesarios”.

Los significados del paisaje  

Dentro de la cosmovisión mapuche, un aspecto central lo ocupan los ngen,  estos son espíritus dueños de la naturaleza silvestre. Cada ámbito de la naturaleza (agua, aire, bosque, etc.) está resguardado por un dueño, el cual debe ser respetado o de lo contrario se aleja llevándose el elemento a su cargo.

Con la llegada de ENDESA y sus intervenciones en el territorio, los ngen han comenzado a retirarse. Irenia Punulaf, de la comunidad Inalafquén, dijo al respecto: “Ahora los cerros no tienen agua, todo seco. Ni Dios quiera que alguna vez pase un incendio. No les queda agua porque se fueron todos los ngen co [dueño del agua] que habían en el cerro. Se fueron todos”.

El ngen más importante de las comunidades Juan Quintumán e Inalafquén es aquel que resguarda el lago Neltume y ordena el paisaje circundante a éste, donde habitan las comunidades más afectadas. Herminda Jaramillo, de la comunidad Juan Quintumán, lo describió: “Es el rey, como una persona, tiene una corona de puro oro y está debajo del lago y ese es el que recibe los sacrificios [un toro en la ceremonia del nguillatún] y los cerros de al lado le sirven y son  la firmeza del lago”.

Más que un elemento a ser utilizado como desagüe dentro de un proyecto hidroeléctrico -como lo plantea ENDESA-, el lago Neltume, como comenta René Jaramillo, de la comunidad Juan Quintumán: “tiene vida, tiene gente, tiene de todo abajo, los sacrificios que le dan [un toro en  la ceremonia del nguillatún]… y a veces se muestran”.

El carácter sagrado del lago es confirmado por las autoridades ancestrales mapuche a través de sus mecanismos de conocimeinto: el pewma [sueño].

Rosario Queupumil, de la comunidad Juan Quintumán, explicó: “Un ngenpín [sabio] en sueños lo supo, dijo que el lago está encadenado con el cielo, con el ngünechén [dios] de arriba… tiene mucha fuerza el lago. Entonces por eso cuando vienen y quieren ver cuántos metros hay abajo, no pueden llegar, porque es del cielo, se van para abajo, para abajo y no llegan nunca. No ven las cosas que hay debajo, porque está en contacto con dios, con el cielo”.

Es así que las personas pertenecientes a las comunidades afectadas viven desde la llegada de ENDESA con el constante temor de que su hábitat – y, por consiguiente, su cosmovisión y religiosidad – sea intervenido sin su consentimiento. La señora María Punulaf, de la comunidad Juan Quintumán, señaló: “Ellos no toman en cuenta. Eso es lo que siento yo, de nosotros que somos mapuches nacido y criado, por eso que me da pena a mí por el lago, ojalá que no pase nada, mi Dios sabrá cómo nos dejará a nosotros. Pero el que sienta el lago y lo vendió para puro beber, mi Dios sabrá como lo va dejar. Por uno vamos a pagar todos. Ahora Endesa si va a hacer ese túnel, no permita Dios eso, que no quiero ver.”

Con respecto a los emprendimientos eléctricos en el país y de lo constatado en su trabajo en terreno en Lago Neltume, Skewes recalcó: “Las soluciones técnicas tienden en la generalidad de los casos a ser destructivas, porque lo que aparece como el aprovechamiento de dos cotas de altura, el desnivel que se produce entre ellas, el acarreo de aguas de un lugar a otro y la generación de energía, técnicamente no merece ninguna duda y es algo que se prueba en la física. Pero eso ocurre en un espacio humano que tiene un significado y una densidad histórica que el técnico no conoce.”

El derecho a participar

El 10 y 14 de marzo se dio por terminada la última fase del proceso de participación ciudadana de los proyectos “Central Hidroeléctrica Neltume” y “Línea de Alta Tensión Neltume- Pullinque”. Los cuales tienen como plazo final para la evaluación el 7 y 18 de octubre del 2011, respectivamente.

El 8 de enero la comunidad Inalafquén de Lago Neltume, decidió apartarse del proceso a modo de manifestación, por considerar que el Gobierno no respetó la consulta que establece el Convenio 169 de la OIT, el cual establecen en el artículo 6 que la consulta deber ser previa, libre e informada y a través de instituciones representativas.

De ésta manera, se aislaron como comunidad indígena de las actividades de información organizadas por ENDESA, pero siguen gestionando reuniones con servicios públicos, e informándose sobre los impactos a los que se puedan ver expuestos como cualquier ciudadano.

El 5 de febrero se realizó la Casa Abierta de ENDESA, en la comunidad Valeriano Cayicul, con la asistencia del SEA y Leonardo Espinoza, funcionario de la CONADI de Los Ríos. En esa ocasión dirigentes de las comunidades de la localidad solicitaron a Álvaro Gómez, de la Unidad de Participación Ciudadana, una reunión con los Servicios Públicos para informar ciertas inquietudes ante los proyectos eléctricos.

En relación a la consulta que establece el Convenio 169, Gómez explicó: “Lo que señaló la corte suprema en el último informe, es que el proceso de participación ciudadana que realiza el SEA, es o se puede tomar como parte de la consulta”.  La consulta no se hace efectiva ante inversiones privadas ya que “ésta en sí, está en función de los proyectos sociales o de los proyectos de inversión del Estado”, comentó.

El 20 de febrero, a través de una declaración pública, que se dio a conocer en algunos medios de comunicación, se identificaron los impactos sociales, económicos y culturales, que se generarán en las comunidades mapuche de la zona.

En relación a esto el encargado de comunicaciones de Enersis, Claudio Cadpeville, a través de conversación telefónica, dijo: “El mismo SEA les ofreció hacer una participación ciudadana, hacer una casa abierta y ellos la rechazaron”. Hasta el momento ENDESA no ha accedido a una entrevista formal, a pesar de que se le ha solicitado en repetidas ocasiones.

El encargado de la Unidad Jurídica del Observatorio Ciudadano, Hernando Silva, señaló que “Esto es una forma de pasar por alto los acuerdos y convenios internacionales que ha suscrito Chile”. La normativa chilena ha adaptado el Convenio 169, de manera que se hace efectiva sólo en determinadas instancias.

Al finalizar el proceso de participación ciudadana se registró un total de 302 observaciones ingresadas al SEIA. El plazo de evaluación se dará por finalizado el 18 de octubre de 2011, lo que para algunas organizaciones ciudadanas es una ironía en relación al tiempo del que disponen los ciudadanos para presentar observaciones a proyectos de carácter técnico que son de difícil entendimiento y gran extensión.

Altas tensiones

Se está llevando a cabo en conjunto la evaluación ambiental del proyecto “Línea de Alta Tensión Neltume- Pullinque”, el cual finalizó su proceso de participación ciudadana el 14 de marzo. Tal proyecto ha sido polémico para personas de las comunidades Juan Quintumán que no han sido previamente informadas por la empresa de que el recorrido de la línea pasará por sus propiedades.

“A mi nadie me preguntó, ni se me informó que pasaría la línea por mi propiedad, y sólo vino una vez alguien de la empresa a decirme que querían pasar a mi terreno a medir y yo les dije que no los autorizaba”, comentó Remigio Quintomán, integrante de la comunidad Juan Quintumán.

Además, la comunidad Valeriano Cayicul no aparece como afectado directo en el EIA del proyecto de línea de Alta Tensión, por lo que durante el proceso de participación manifestaron su molestia ante los profesionales del SEA y a la empresa, ya que ésta ha pasado a llevar a personas y familias que serán impactadas directamente.

El día 28 de marzo del 2011, Inés Baeza, Ingeniero Forestal  de la consultora Plangen, contratada por ENDESA- Enel, visitó a los afectados directos por el proyecto de Línea de Alta Tensión en Lago Neltume, para ingresar a las propiedades. A lo que muchos no accedieron en dicha oportunidad, por considerar que no poseen información clara sobre las intenciones de las visitas.

Plangen es una empresa creada en el año 2007, al alero de un proyecto INNOVA-CORFO, que hoy se dedica al Área Silvoagropecuaria. Trabajan en Estudios Técnicos y de Fomento Estatal ante CONAF, Manejo Forestal de Bosque Nativo, Evaluación y Tasación de Plantaciones Forestales, entre otros.

En la zona de influencia de los proyectos se encuentran la Reserva de la Biosfera de los Bosques Templados Lluviosos de los Andes Australes, ratificada y regulada por la UNESCO desde el 2007, la cual corresponde a una iniciativa Chilena-Argentina. Más de cinco millones de hectáreas se encuentran protegidas integrando a ambos países. Además existe el sitio prioritario para la conservación “Mocho-Choshuenco”.

En el ICSARA, en relación a los EIA de la “Central Hidroeléctrica Neltume” y “Línea de Alta Tensión Neltume- Pullinque”, que entregó el SEA, se le pidió a la empresa que aclare la relación entre los proyectos y la Reserva de la Biosfera, debido a que de aprobarse las iniciativas se talarán 127 ha. de bosque nativo y 124 del sitio prioritario, en relación a la central, y 137.2 por la línea.

La intervención del río Fuy, donde se encontrará la bocatoma de la central, producirá cambios en el curso natural de la cuenca lago Lácar (Argentina)-río Valdivia (Chile). Por lo anterior, se solicitó a ENDESA que especifique cómo se asegura el cumplimiento de las normativas que imponen la UNESCO y el Tratado con Argentina sobre Protección del Medio Ambiente Antártico y Recursos Hídricos Compartidos.

Cabe mencionar que el lugar donde se emplazarán los proyectos de ENDESA Enel, se ubica la falla geológica de Liquiñe Ofqui, de unos mil  kilómetros de largo, que se extiende desde la zona de Liquiñe, hasta el Golfo de Penas, por el sur.

El Geógrafo de la Universidad Austral de Chile, Carlos Rojas, en relación a la magnitud que puedan tener las iniciativas energéticas, explicó: “En ese lugar durante el terremoto del 60 se produjeron muchos desplazamientos de terreno, debido a la falla, por lo cual puede ser que la construcción de una central provoque este tipo de sucesos”.

La necesidad energética

La energía generada por los proyectos de ENDESA Enel, tienen como destino aportar 490 MW al Sistema Interconectado Central (SIC). Que tendría domo finalidad a futuro, alimentar en su mayoría proyectos mineros.

El Presidente de Chile, Sebastián Piñera, en la cuenta pública del 21 de mayo pasado, anunció la iniciativa de unir el SIC con el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING). Este último actualmente proporciona energía al norte del país, donde se encuentra gran parte de la actividad minera, además de  polémicos proyectos  de extracción como Pascua Lama, ubicado en territorio chileno- argentino.

Este anuncio pone la alerta sobre el destino de la energía que generarían los proyectos hidroeléctricos del sur de Chile, como es el caso de la Central Neltume, o Hidroaysen. Así se comienzan a poner en duda argumentos, por parte del Gobierno Chileno, cuando utilizan como recurso que de no aprobase estas iniciativas, la población podría enfrentarse a apagones por el déficit energético.

Finalmente cabe destacar, que estos proyectos tendrán por impacto la intervención de caudales de la Reserva Mundial de la Biosfera, además de transformar los paisajes de ésta, que se ubica en territorios binacionales de conservación de la biodiversidad.

Nastassja Mancilla Ivaca, Escuela de Periodismo, Universidad Austral de Chile
Pablo Rojas Bahamonde, Escuela de Antropología, Universidad Austral de Chile

About these ads