AumentosEl 4 de agosto anticipábamos: “[la OFEPHI] anunció que espera respuestas favorables de Nación frente a los pedidos de baja en las retenciones aplicadas a la exportación de crudo y el aumento del valor de referencia del barril fronteras adentro”. [1] Concretamente, la propuesta gira en torno al incremento de 6 dólares –de 42 a 48 USD- para el barril de crudo de calidad de referencia Escalante, el aumento de 5 dólares -47 a 52 USD- para el de calidad de referencia Medanito, y una baja en las retenciones a la exportación.

Recordemos que a partir de la resolución 394 -promulgada en noviembre de 2007 por el Estado nacional a través del Ministerio de Economía-, quedó establecida una alícuota de retención del 45% mientras el precio internacional del barril se ubique entre 45 y 60,9 dólares. En caso de superar dichos valores, la fórmula establece 42 dólares por barril para el exportador, y la diferencia será la retención. [2]

La embestida de las provincias productoras de petróleo busca dejar sin efecto, o por lo menos modificar, dicha resolución: “ya hemos hecho la primera reunión la semana pasada en Buenos Aires en donde se han trazado los diversos caminos y posibilidades y nuestra intención de fondo es reformar la resolución 394 que salió a fines del 2007 que modificó el esquema de rentabilidad del sector petrolero y que no ha tenido ninguna evolución en el medio de la crisis internacional y ha provocado una serie de incertidumbres en la actividad”, sostuvo el Ministro de Coordinación de Gabinete de Chubut, Pablo Korn. [3]

La situación de las provincias es sumamente vulnerable en materia fiscal, y las regalías petroleras, si bien parecen migajas comparadas con las ganancias de las operadoras, constituyen una buena fuente de ingresos. Unos 12.000 empleados del Estado rionegrino todavía no cobraron sus aguinaldos y las cuentas bancarias de la provincia tienen descubiertos cercanos a los 60 millones, informó ayer el diario Río Negro. El periódico también subrayó que el rojo sería superior a los 250 millones si no fuera porque el ministerio de Hacienda está utilizando créditos de otros organismos y empresas provinciales. [4]

Situación similar se vive en Santa Cruz: su ministro de Economía, Diego Robles, viajó a  Buenos Aires para conseguir los fondos necesarios para garantizar el pago de salarios y jubilaciones a fin de mes. De acuerdo a datos oficiales, la huelga de los trabajadores petroleros representa para el estado provincial una pérdida diaria de regalías de 583.583 dólares por la extracción del crudo y 150 mil en concepto de gas.  Hasta el momento los ingresos han caído en más de 36,5 millones de pesos, lo que implica casi el 20% del dinero que necesita la provincia para afrontar la masa salarial de activos y pasivos. [5]

Consultado respecto de esta iniciativa, el Secretario de Energía de Nación, Daniel Cameron, sostuvo que el aumento del precio de corte del barril “no es viable” [6], ya que se trasladaría inmediatamente a los combustibles, y afirmó que con el plan Petróleo Plus I, es posible asegurar precios entre 47 y 52 dólares por barril como reclaman las provincias.

Sin embargo, el 5 de agosto el Gobierno Nacional abrió la discusión de este tema con las operadoras, los sindicatos petroleros y referentes de los gobiernos provinciales. [7] Esa primera reunión será sucedida por otra reprogramada para esta semana. Si bien las negociaciones han transcurrido con sumo hermetismo, ha trascendido que el aumento estaría por aprobarse, y lo que restaría definir es quién se hará cargo de la suba del 10% en el precio de las naftas: las refinerías, el Estado nacional o los consumidores. [8]

El manejo de un recurso estratégico como el petróleo en manos de actores privados, arroja esta enorme paradoja: provincias con números en rojo, y trabajadores que ven peligrar sus fuentes de trabajo, presionan para sostener, e inclusive incrementar, las ganancias empresariales. Por citar un ejemplo, Repsol-YPF -a pesar de la caída del precio del barril y sus beneficios en relación a ejercicios anteriores- ha declarado ganancias netas en el país por 1.047 millones de pesos en el primer semestre de 2009. [9]

De concretarse la avanzada petrolera, las operadoras, que sistemáticamente incumplen los acuerdos establecidos (recordar las prórrogas en Neuquén, y los planes Petróleo Plus y Gas Plus), serán “premiadas” con aumentos y aún mayores ganancias, que irremediablemente saldrán e impactarán en el bolsillo de las clases populares.

[1] https://opsur.wordpress.com/2009/08/04/aumentos/#more-982

[2] http://diarionco.com/blog/index.php/2007/11/16/aumentan_las_retenciones_a_las_exportaci?blog=12

[3] https://opsur.wordpress.com/2009/08/13/chubut-encabeza-en-buenos-aires-nueva-reunion-por-rentabilidad-del-sector-petrolero/

[4] http://www.rionegro.com.ar/diario/2009/08/18/1250558643262.php

[5] https://opsur.wordpress.com/2009/08/19/las-perdidas-de-regalias-superan-los-36-5-millones-de-pesos/

[6] https://opsur.wordpress.com/2009/08/04/cameron-nego-posible-aumento-del-barril/

[7] https://opsur.wordpress.com/2009/08/05/nacion-abre-la-discusion-por-el-valor-interno-del-barril-de-crudo/

[8] http://67.225.194.24/~ciudad/news/index.php/economia/local/4239-buscan-reducir-el-impacto-de-una-posible-suba-del-crudo-en-naftas.html

[9] http://www.infolatam.com/entrada/argentina_repsol_ypf_gana_535_menos_en_e-15240.html

Anuncios