TartagalTV

El pozo de Martínez del Tineo cumple 4 años fuera de control,  la cámara de VT NOTICIAS ingresó al lugar y logró imágenes reveladoras del daño ecológico, resultante de la decidía de la operadora y la falta de control del estado. La situación evidencia el poder y la impunidad de la petrolera  que solo ante un amparo ambiental del propietario de la finca, realizó trabajos que a su debido tiempo habrían evitado la catástrofe.

Ver video.

TartagalTV

Un pozo “indomable” tiene en vilo a la actividad petrolera

El yacimiento está dentro del área de Puesto Guardián, en las cercanías de Martínez de Tineo.

Antes de su privatización, YPF gestó cientos de alumbramientos petroleros, entre los cuales el pozo Martínez de Tineo 14, ubicado a 3,5 kilómetros del poblado homónimo, sobre las ruta 5 y el ramal ferroviario C-18, es el que menos hubiese querido tener.

Por alguna razón aún no precisada, este pozo se descontroló en 2006 y desde entonces, junto a la boca de la perforación, comenzó a aflorar una persistente mezcla de agua salina e hidrocarburos que llena veinte camiones diarios. Son cerca de 600 metros cúbicos por día que, lejos de cotizar al valor del oro negro, comenzaron a impactar contra el ambiente de la zona y aún tienen a maltraer a la operadora del área de Puesto Guardián, la empresa Petrolera San José, que en estos días fue intimada a remediar -en plazos perentorios- las consecuencias de un derrame ocurrido en el ocaso de 2009.

Desde las baterías Puesto Guardián y Dos Puntitas se cargan en camiones a través de las mangas de carga con destino al Descargadero Aguaray, en la provincia de Salta, propiedad de la empresa Refinor, el producto es tratado y reinyectado para su aprovechamiento, en una operación altamente costosa.

Según se desprende de la resolución 018 de la Secretaría de Energía de la Provincia, publicada en el Boletín Oficial el pasado 30 de diciembre, el talud de una pileta de contención del pozo MdT 14 colapsó con las lluvias y los hidrocarburos se propagaron a través de cursos afluentes hasta una represa vecina, afectando el suelo, el agua superficial, la flora y la fauna en el área circundante.

En la resolución 018 el secretario de Energía de Salta, Marcelo Palópoli, intimó a la empresa que opera los yacimientos del área de Puesto Guardián a presentar en cinco días el cronograma de acciones a ejecutar ante la contingencia y, en 20 días, a completar los trabajos de remediación que urgen en la zona afectada. En el mismo plazo, que se extiende hasta mediados de febrero, Petrolera San José deberá presentar un informe ambiental con la valoración de los impactos causados por el derrame.

La empresa ya presentó un plan de acción al organismo provincial, donde se espera para la próxima semana el cronograma de acciones exigido en la resolución 18.

Primer informe

En un informe que elevaron al secretario de Energía el martes último, técnicos de ese organismo precisaron que en la zona del derrame no existen acuíferos a profundidades inferiores a 200 metros, con lo cual se despejaron preocupaciones acerca de una probable contaminación en el nivel freático.

En este contexto, Palópoli señaló que las acciones inmediatas están dirigidas a “acotar los impactos del derrame” mientras se espera la “remediación ambiental” una vez controlado el pozo.

El funcionario señaló que, entre otras acciones perentorias, la empresa que opera el yacimiento deberá “efectuar un control estricto de la capacidad de almacenamiento de las piletas y la estabilización de los taludes”, ya que precipitaciones como la que desencadenó el reciente derrame resultan previsibles en el régimen climático que caracteriza a Martínez de Tineo, La Estrella y otras poblaciones de la línea ferroviaria que baja desde Pichanal (Orán) hasta Joaquín V. González (Anta).

La solución que no llega

Desde 2006, cuando las erupciones de hidrocarburos comenzaron a impactar sobre las aguas superficiales, la flora, la fauna silvestre y el ganado de fincas vecinas de Martínez de Tineo, todo lo que se hizo para controlar al indómito pozo MdT 14 resultó infructuoso. Estos intentos fallidos le costaron cerca de 30 millones de dólares a las empresas asociadas en la UTE Puesto Guardián.

En 2008 la operadora del yacimiento trajo equipos especiales desde Mendoza y durante 2009 se hicieron 11 intervenciones desde un pozo aliviador que se perforó a 200 metros del MdT 14 con el único propósito de interceptar su ducto y sellarlo a profundidades de entre 2.000 y 2.500 metros. Estas complejas maniobras concluyeron, al cabo de semanas de esfuerzos, sin resultados.

Ahora se apelaría a equipos de la más avanzada tecnología provistos desde Asia, que cargarán en la cuenta roja del yacimiento oranense siderales costos de contratación, transporte y operación.

Fluidos

Mientras tanto, desde el cráter formado junto a la boca del MdT siguen fluyendo cada día cerca de 600 metros cúbicos de una mezcla de agua salina y petróleo, junto a la cual también se expanden importantes volúmenes de gas asociado.

En grandes piletas construidas cerca del pozo MdT 14 el petróleo es separado del agua de formación y ésta se transporta luego en camiones tanque hasta piletas de evaporación y pozos donde es reinyectada a las profundidades.

Fue descubierto hace tres décadas

A finales de la década de 1970 la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) emprendió una serie de perforaciones en las Lomas de Olmedo, dentro de la denominada cuenca cretácica, donde encontró crudo en el pozo Martínez de Tineo.

A partir de este hallazgo -el primero de petróleo comercial en la formación Yacoraite- fueron descubiertos con posterioridad en esas serranías de Orán los yacimientos de Puesto Guardián, Cañada Grande, Vinalar Norte, Pozo Escondido, Puesto Climaco, Dos Puntitas, Divisadero Sur, Las Avispas y La Reina.

En el área hay otros yacimientos, como los de Balbuena Este, El Chorro, Yacarecito, La Bolsa, Cañada Grande y Valle Morado. Todos tienen la particularidad de producir un crudo de alto contenido parafínico y poco gas asociado.

Actualmente están en producción los yacimientos de Puesto Guardián (140 metros cúbicos diarios); Dos Puntitas (25 m3); Cañada Grande (4,5 m3) y Pozo Escondido (4 m3 diarios).

Desde las baterías Puesto Guardián y Dos Puntitas este crudo se carga en camiones y es transportado para su tratamiento en la Destilería de Campo Durán, que opera la empresa Refinor en Aguaray. (El Tribuno)

Diario de Salta