¿UN EX POLICÍA MIEMBRO DE UN COMANDO PARAMILITAR NO REPRESENTA UNA AMENAZA?

En una medida totalmente atípica e irregular, la justicia provincial dió lugar al pedido de los abogados defensores de Darío Amín, Luis “el niño” Gómez y los mismos quedaron en libertad. Eran dos de los tres imputados en la causa (Valdiviezo estaba en libertad) y contaban con prisión preventiva por el asesinato de Javier Chocobar y por las heridas causadas a dos integrantes más de la comunidad el 12 de Octubre de 2009. Desde la Comunidad Indígena repudiaron el hecho y apelarán la medida. “No entendemos como pueden dejar libres a dos ex policías. Es un peligro para la comunidad porque estas personas pueden volver a amenazar y atacar como lo vienen haciendo desde hace años”, manifestó el Cacique Demetrio Balderrama. Denunciaron que “era de esperar porque en esta causa hay intereses metidos del gobierno provincial y de la legislatura”. Prevén movilizaciones para la semana que viene. ContraPunto.

Miembros de la Comunidad Indígena de Chuschagasta viajaron ayer lunes 1 de marzo a la capital tucumana para interiorizarse de la medida tomada por la justicia el 18 de febrero de 2010 de liberar a los tres imputados por el asesinato de Javier Chocobar. El 12 de octubre del año pasado, Darío Amín, Luis “el niño” Gómez y José Valdiviezo fueron a Chuschagasta y dispararon contra cerca de 15 personas que se encontraban en un camino vecinal, con la excusa de que esas tierras habían sido vendidas a Amín.

Gómez y Valdivieso son ex policías, e incluso el primero integró el comando paramilitar Atila, que encabezó el “Malevo” Ferreyra a fines de los ‘ 80 en Tucumán. Incluso el primero es cuñado del actual jefe de policía de Tucumán, Hugo Raúl Sánchez.

Alegando distintas cuestiones técnicas, la defensa logró que se declare nula la sentencia del 6 de noviembre de 2009 que dictaba la prisión para los imputados y liberar a los mismos.

La justicia parece que no considera que un ex policía que estuvo en un comando paramilitar, otro con vínculos de parentesco con la oficialidad de la policía provincial, y un terrateniente que hostigó constantemente a la comunidad hasta llegar al punto de disparar ese 12 de octubre, no son una amenaza para el juicio ni para los damnificados.

Desde la Comunidad de Chuschagasta, además de denunciar complicidad del gobierno provincial y de la legislatura, manifestaron que “no podemos esperar nada de la justicia provincial en este contexto, instituciones y organismos de DD.HH. nacionales e internacionales exigieron al Gobierno de Tucumán que dicte las medidas para dar seguridad jurídica y física a los Pueblos Originarios y ahora dejan libres a estas personas que vienen amenazando constantemente a la Comunidad”, declaró el Cacique Demetrio Balderrama.

“Hubo reuniones con organismos y ministros del gobierno, pero no se avanza nada, lo usan para distraernos. Les pedimos que entreguen documentación de las tierras en donde se asienta la comunidad y no tenemos respuesta”, graficó Balderrama.

Ramón Méndez, Gabriel Chocobar (hermano de la víctima) junto a la viuda de Don Javier, Antonia Hortensia Mamaní remarcaron su preocupación por esta liberación de los imputados, ya que aseguran que significa una amenaza real y concreta para su seguridad. También informaron que uno de los heridos de gravedad ese día, Andrés Mamaní, ya se encuentra con el alta médica recuperándose en Chuschagasta, aunque con graves secuelas por la herida de bala sufrida.

“Esta medida judicial tiene que ver con que el relevamiento previsto por la ley 26.160 sigue avanzando en la provincia y en nuestra Comunidad, y eso afecta los intereses de los que dicen ser dueños de la tierra en la que vivimos”, manifestó Méndez a ContraPunto.

Anunciaron que se reunirán desde la Unión de la Nación del Pueblo Diaguita para definir que pasos darán de aquí en más para repudiar la medida y exigir que los tres imputados estén en prisión hasta tanto se sustancie el juicio.

Contactos de Prensa Comunidad de Chuschagasta:
Demetrio Balderrama (Cacique) – 0381 – 156076975
Gabriel Chocobar – 0381 – 156221949

Más información:
Un enfrentamiento que no fue

La misma codicia, el mismo genocidio

ContraPunto – prensa alternativa
redaccioncontrapunto@gmail.com