La justicia federal de Formosa hizo lugar a una medida cautelar presentada por el Ministerio Público de la Defensa que busca proteger los derechos de los pueblos indígenas sobre sus territorios ancestrales, informó hoy el organismo nacional.

La novedad judicial lleva “tranquilidad” a la comunidad La Primavera, al cumplirse hoy dos meses del corte de la ruta nacional 86 a unos 180 kilometros al oeste de la capital provincial, dijo a Télam el representante indígena Félix Díaz, desde Formosa.

La medida de fuerza de los tobas, que cuenta con el apoyo y solidaridad de un amplio abanico de organizaciones e instituciones, se tomó para rechazar una obra de la Universidad de Formosa en tierras de ocupación ancestral y cuya titularización reclaman.

El Defensor Público Oficial, Gonzalo Molina, presentó la medida cautelar que fue resuelta favorablemente por el juez Pablo Nuñez Pividori, detalló en tanto la Defensoría General de la Nación.

La medida cautelar pedía “no innovar” para que la Universidad Nacional de Formosa y/o la provincia de Formosa “se abstengan de realizar cualquier acto” en el territorio históricamente identificado como Reserva Aborigen Laguna Blanca y luego como Colonia la Primavera

“Particularmente respecto del terreno de una extensión de 609 hectáreas” en las que se preparaban para desmontar y demarcar para una construcción de la Facultad de la Producción y Medio Ambiente.

En la acción presentada se hacía hincapié en que el inicio de la construcción de un instituto universitario,”representaría una clara violación a uno de los derechos fundamentales de los pueblos indígenas: la tierra y el territorio”.

Díaz explicó a Télam que hoy firmó en los tribunales de Formosa la caución judicial que era enviada a distintas instituciones provinciales y nacionales, mientras en la ruta 86 continuaba el corte “hasta que la medida se haga efectiva”.

Agregó que en pocas horas se conocerá un dictamen del INADI respecto del caso de la comunidad “La Primavera”. (Télam)

Anuncios