A PARTIR DE ESTE MES, EL CRUDO ESCALANTE COSTARA U$S51,50. TAMBIEN EN LA CUENCA NEUQUINA HABRA MEJORA, CON EL MEDANITO A U$S57,50

El petróleo chubutense es más pesado que el neuquino, por lo que tendrá un menor aumento –que desde 2009 ya incrementó su precio en U$S10–. Las provincias esperan más regalías con este nuevo acuerdo. Las petroleras podrían trasladar el aumento a los combustibles.

El precio del petróleo crudo que se extrae de Chubut tendrá un 2% de aumento.

El precio del petróleo crudo que se extrae de Chubut tendrá un 2% de aumento, pasando de U$S50,50 a U$S51,50. De ese modo, el llamado crudo Escalante se revaloriza en el mercado, aunque podría provocar un incremento en los precios de las naftas.

Por su parte el crudo Medanito, que sale de los pozos petroleros de la cuenca neuquina, tendrá un aumento del 3,5%: ascenderá de U$S55 a U$S57,50. El mejor precio tiene que ver porque es un petróleo de buena calidad, por lo tanto su rendimiento es valorado en las refinerías. Al contrario, el crudo de Escalante es mucho más pesado.

De acuerdo a la calificación API (American Petroleum Institute), el petróleo del medanito tiene unos 26 grados siendo de calidad media, mientras que el crudo de Escalante tiene una graduación de 22 considerado un petróleo pesado.

MAS REGALIAS

La revaloración del crudo entusiasma a los gobernadores, dado que recibirán un beneficio económico mayor en concepto de regalías petroleras. En Chubut para el crudo Escalante, mientras que el medanito se produce en una cuenca compartida por Neuquén, Río Negro La Pampa y Mendoza.

El petróleo valuado en el tipo WTI (West Texas Intermediate) cotiza a 87 dólares por barril, y hay expectativas de que suba. Sin embargo, en la Argentina rige un esquema de precios controlados, fijado en U$S42 por barril, que sólo pudo sortearse con el programa Petróleo Plus, una serie de incentivos que incluye la mejora del precio por barril.

IMPACTO EN LAS NAFTAS

De acuerdo con El Cronista Comercial, las petroleras que no están verticalmente integradas -es decir, sólo realizan la comercialización pero no producen hidrocarburos-,  evaluarán remarcar los precios de sus combustibles.

“Entre las más afectadas por las variaciones en el crudo se encuentran Esso y Shell. Ninguna tiene producción propia de esa materia prima, que explica en promedio el 80% de sus costos. Es por eso que están obligadas a traspasar cualquier aumento al producto final para no perder rentabilidad”, dice un artículo del 28 de enero pasado.

Sin embargo, se espera que las petroleras integradas como YPF y Petrobras terminen equiparando los precios con la competencia porque si no, no podrían dar abasto con los consumidores.

El Patagónico