Sebastián Piñera y su ministro de Energía, Laurence Golborne (derecha).Pretende generar energía atómica y explotar uranio. Fuerte rechazo de los ecologistas.

Santiago (dpa) > El gobierno chileno firmará el viernes un polémico acuerdo inicial de cooperación para el desarrollo nuclear con Estados Unidos, previo a la visita del presidente Barack Obama este lunes.

“Chile necesita mirar esto con un horizonte de largo plazo”, dijo el ministro de Energía, Laurence Golborne, al justificar la medida en medio de la preocupación por la crisis nuclear en Japón.

La firma del pacto, que tiene como telón de fondo la opción de encontrar y producir uranio en Chile, es objetada por ecologistas, dado que Chile libera casi la mitad de la energía sísmica del mundo.

Desde el oficialismo, sector proclive a crear un programa de energía nuclear, asomaron por primera vez voces contrarias al desarrollo de reactores en el país, en un plazo de 15 a 20 años.

“Antes del terremoto en Japón era partidario de la energía nuclear”, sinceró el senador de la conservadora Unión Demócrata Independiente Jaime Orpis.

El congresista, con apoyos de senadores socialistas como Isabel Allende, propuso incluso hacer una sesión especial de la Cámara Alta para analizar el tema, lo que fue rechazado por el ministro Golborne.

Chile, que tiene dos reactores nucleares experimentales, no posee petróleo, carbón o gas suficiente para autoabastecer su demanda energética.

La opción nuclear cobró apoyo en algunos sectores, pero otros levantaron el temor a fallas en los reactores, debido a la condición sísmica del país, sede del peor terremoto conocido, el de Valdivia en 1960.

Chile, alegan ambientalistas, tiene enormes reservas hídricas, solares, mareomotrices y eólicas que harían innecesaria la energía nuclear. Además podría impulsar un mayor programa de ahorro energético, añaden.

El acuerdo con Estados Unidos, que el propio Golborne confesó que no sabía que sería firmado este viernes, se suma a otro ya suscrito con Francia.

Ambos convenios buscan crear condiciones iniciales y académicas para el desarrollo de un posible programa nuclear en Chile, iniciativa que aún no existe y que es alimentada por la posibilidad de hallar uranio en el país.

La opción de construir reactores y plantas tendría un horizones de 15 a 20 años.

Tras el desastre nuclear que vive Japón a raíz de los daños provocados por el terremoto y el consecuente tsunami a sus instalaciones atómicas, el tema de la seguridad nuclear será abordado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en su próximo viaje a Sudamérica, sobre todo en el sísmico Chile.

“En el contexto de lo que está sucediendo en Japón, habrá oportunidades para que el presidente Obama trate con líderes en la región con los que se reúna temas como la seguridad nuclear y la seguridad de la energía nuclear civil”, dijo hoy el viceasesor de Seguridad Nacional para Asuntos Económicos de la Casa Blanca, Mike Froman, de cara a la gira que Obama iniciará el próximo sábado por la región.

La rúbrica del acuerdo se produciría por tanto poco antes de la visita de Obama a Chile el próximo lunes, si bien Froman no quiso confirmar ayer que el pacto será efectivamente firmado en la fecha anunciada en Santiago, indicando que todavía se están “discutiendo” detalles del pacto con el país sudamericano, objetado por ecologistas.

La Mañana de Neuquén