Luego de que la semana pasada la policía abandonara el predio que ocupaba dentro de la comunidad Wentru Trawel Leufú, ayer la tensión volvió a instalarse en las tierras de Picún Leufú a raíz de que los voceros de la comunidad denunciaran que estarían siendo intimidados por la policía para permitir el reingreso de la empresa petrolera desalojada.

El conflicto comenzó cuando desde la comunidad integrada por la familia Currihuinca se resolvió hacer cumplir por mano propia el dictamen judicial que el mes pasado le denegó a la empresa petrolera Piedra del Águila un recursos de amparo por el que pedían permanecer en el predio y continuar con la explotación hidrocarburífera.

“La policía, encabezada por el subjefe de Cutral Co, vinieron en grupo, son como una docena y nos están tratando de intimidar para que lleguemos a un acuerdo con la empresa y permitamos que la petrolera vuelva a operar”, detalló la autoridad de la comunidad, Juan Carlos Currihuinca.

El vocero agregó, en diálogo con “Río Negro”, que “acá sólo han venido funcionarios del gobierno provincial que no tienen poder de decisión y por eso nosotros exigimos que el gobernador, como responsable de la concesión que la provincia le había dado a esta petrolera, mande como mediador a un ministro para que así también venga la petrolera a negociar su salida definitiva de estas tierras pero con el respaldo que necesitamos para que después no quieran borrar con el codo lo que escriben con las manos”.

Currihuinca advirtió que “hacemos responsable al gobernador Jorge Sapag de lo que pueda pasar acá porque en lugar de mediar la policía ahora nos está amenazando con enviar a más efectivos para garantizar por la fuerza el regreso de la petrolera”.

El referente de la comunidad recordó que “siempre hemos tenido problemas con esta empresa porque se maneja así, buscando el choque con la gente”.

Destacó que “nosotros queremos que la empresa se encargue de apagar la planta compresora de gas que tienen acá que altera las actividades que hacemos y que necesita que sea parada por especialistas”.

Río Negro

Policías y la UESPO amenazan con desalojar a Mapuche

La comunidad Huenctru Trawel Leufu denunció este mediodía que un grupo de oficiales de la policía y las fuerzas especiales UESPO amenaza con desalojarlos de un predio ubicado cerca de Picún Leuufú que es reclamado por la empresa petrolera Piedra del Águila. Existe un fallo judicial que reconoce la ocupación tradicional de la comunidad Mapuche, sin embargo, alrededor de 25 efectivos intentan ingresar por la fuerza al predio desoyendo la resolución de la Justicia dictaminada el 16 de Febrero pasado.

En declaraciones el Longko Juan Carlos Curruhuinca informó que “ya tenemos la Uespo acá en el portón de entrada. Y ha venido un comisario y un sobcomisario de Cutral Co para negociar, cuando todos sabemos que ellos tienen que mantener el orden aquí”.

“Mientras esta comunidad es protegida por un fallo inédito que nos autoriza a tener estas tierras aparece esta gente mandada por el Gobierno de Neuquén para echarnos. Ellos hacen oídos sordos y sigue dando respaldo al saqueo de la petrolera”, agregó. “Están amenazándonos preparados con sus cascos, con los perros, preparados para el desalojo. Hace una hora y media que llegaron”.

El longko indicó que “vamos a resistir acá. No vamos a dejar que pongan un pie en nuestras tierras. Esto que hacen es ilegal, acá hay propietarios legítimos y derechos suprimidos. Tienen la orden de Sapag y los vamos a desenmascarar”.

Consultado sobre si alguna autoridad se acercó al lugar en los últimos días, Curruhuinca dijo que “ayer vino gente de Desarrollo Social, pero nadie pudo tomar decisiones. Nosotros no queremos la plata de las petroleras”.

En la zona hay policías en dos patrulleros y una camioneta traffic con personal de la Uespo. Según el longko son cerca de 25 efectivos. En tanto los Mapuche apostados en el predio son alrededor de 40.

La Mañana de Neuquén

Mapuche esperan el cierre de una planta compresora de gas 

Es la derivación de un fallo contra la empresa Piedra del Águila

La comunidad Mapuche Wentru Trawel Leufú aguardaba ayer la llegada de representantes de la petrolera Piedra del Águila para negociar el cierre definitivo de la planta compresora de gas que la empresa posee dentro del territorio Mapuche de la Comunidad. El Poder Judicial le dio la razón a los Mapuche. La violación del territorio Mapuche por parte de la empresa Piedra del Aguila llegó en abril de 2010 a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La familia Curruhuinca integrante de la comunidad mantiene desde el jueves ocupadas las casillas de custodia policial del complejo emplazado en Picún Leufú, en donde además cerraron con una tranquera y candado la picada que era utilizada hasta el momento en función de la resolución adoptada por el titular del Juzgado Civil 2 de Cutral Co, Guillermo Tomassi.

“El juez no hizo lugar al amparo que había presentado la petrolera y por eso la comunidad resolvió por su cuenta, con la Confederación como testigo solamente, cortar el acceso al predio para tratar de volver a la normalidad, a la producción y a la tranquilidad, porque había pasado un tiempo prudencial y ni la policía ni la empresa se iban”, detalló el werken Jorge Nahuel.

Mientras el jueves por la tarde se vivieron algunos momentos de tensión, por la noche retornó la calma porque la policía abandonó finalmente el territorio de la comunidad. Ayer los uniformados volvieron a acercarse pero para ofrecerse como mediadora ente la empresa petrolera.

La pretensión de los Mapuche es que “sea la petrolera la que pare la compactadora de gas que tiene porque no queremos tener que llegar a cerrarla nosotros con el peligro que eso implica”, detalló Nahuel.

Agregó el dirigente que “la comunidad decidió esperar un tiempo prudencial a que la empresa se acerque y pare definitivamente esa máquina que tanto molesta, pero si eso no pasa van a encargarse ellos mismos de pararla”.

Río Negro

Más Información Avkin Pvuke Mapu