Los trabajadores obtendrán una suma fija de 25 mil pesos que serán pagados en cuotas escalonadas. Será no remunerativa y no tendrá ningún tipo de descuento. A fin de este mes se pagará la primera cuota de 5 mil pesos y luego en forma mensual hasta octubre

El secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, anunció ayer un aumento del 23 por ciento -con alcance a todos los afiliados- que consiste en una suma fija de 25 mil pesos que se abonará en forma escalonada.

Según expresó Pereyra, tras reiteradas reuniones mantenidas con el sector empresarial se llegó a un convenio el pasado viernes  que todos los petroleros percibirán una suma fija no remunerativa que en principio iba a ser a partir del primero de julio pero decidieron adelantarlo.

“Acordamos una suma fija de 25 mil pesos por cada trabajador petrolero, no remunerativa, sin ningún tipo de retención. Viendo esta demanda  convenimos que a fines de abril recibirán 5 mil pesos no remunerativos, lo mismo para fines de mayo, fines de agosto y fines de octubre. Esto no invalida el acuerdo salarial que vamos a tener a fin de año”, explicó el sindicalista.

Ante miles de agremiados que se dieron cita en la sede del sindicato en la calle Santa Cruz, Pereyra también adelantó que están próximos a cerrar el convenio colectivo de trabajo en 8 ó 10 días.

El dirigente petrolero precisó que se toma el 23 por ciento sobre un salario promedio de 14 mil pesos a los que se le sumarán 25 mil pesos netos, no son alcanzamos por el impuesto a las ganancias ni por las retenciones. Por lo tanto, sostuvo que “es un 23 por ciento pero representa en el bolsillo del petrolero un 34 por ciento”.

De acuerdo al titular del sindicato, significa que tendrán asegurado como máximo un 10 por ciento de impacto económico que va a ir directamente a los trabajadores. “Es representativo porque va directamente al bolsillo del trabajador sin ningún tipo de descuento, tal como lo hemos acordado”, agregó.

Zona desfavorable
Respecto del convenio colectivo de trabajo, anticipó que solicitaron un incremento en concepto de zona del 85 por ciento para los trabajadores de Catriel, Rincón de los Sauces y Buta Ranquil quienes perciben el 63 por ciento, mientras que para el resto que percibe un 42 por ciento pretenden que alcance el 63 por ciento, como los parámetros de Chubut.

Otro de los puntos de negociación era el de la participación en las ganancias por parte de los empleados aunque lo consideró “muy difícil en su aplicación” porque no se define quién lo pagaría si las operadoras o las contratistas. Razón por la cual estimó “muy probable que se suscriba un convenio con un aguinaldo más todos los años”.

Sanatorio
Por otra parte, Pereyra afirmó que el sindicato luego de asociarse a un fondo fiduciario al sanatorio Huincul -el antiguo hospital de YPF– realizará una inversión de 40 millones de pesos para refaccionar y equipar no sólo para los petroleros sino para toda la región.

El sanatorio Plaza Huincul está administrado por ex trabajadores que lo adquirieron luego de la privatización de YPF.

La Mañana Neuquén