Exxon Mobil dio el primer paso en tierras neuquinas con la apertura de sus oficinas que, explicaron, serán la base de operaciones para definir la escala de negocios que esperan concretar en la Cuenca Neuquina durante los próximos años

“Nuestro modelo es aprovechar la experiencia global que tenemos en asuntos técnicos desde nuestra oficina central de Houston y traer a los expertos adecuados para cada problema en el momento adecuado y eso les va dar una base operaciones”, explicó Amalia Olivera Riley, gerente del proyecto Argentina de Exxon Mobil Exploration al hablar con este diario.

El desembarco de Exxon es un muy buen dato para el gobierno neuquino pues la empresa ha adquirido cuatro áreas de exploración hidrocarburífera y tiene como objetivo avanzar con yacimientos no convencionales de gas. Además, tanto la concesión como las gestiones para tentar a Exxon Mobil con la Cuenca Neuquina, están directamente relacionadas con los viajes que han realizado funcionarios del área energética de la provincia al país del norte.

La empresa, la más importante del mundo, no tiene experiencia como operadora en la Argentina, aunque en su origen fue Standard Oil Company que entre otros lugares mantuvo actividades en Cutral Co y Plaza Huincul en la década del 50 durante el siglo pasado. La firma estadounidense en cambio ha tenido una fuerte presencia en refinería y comercialización de combustibles mediante Esso. Pero hace un mes, en una operación multimillonaria, se desprendió de la refinería que tenía en Campana (provincia de Buenos Aires) de las más de 450 estaciones de servicio que tenía en el país. Esos activos fueron adquiridos por Pan American Energy y la petrolera china Cnooc.

“Son los primeros pasos comenzando despacio nuestras operaciones porque en cierta manera nos gusta movernos con pasos firmes, lentos pero firmes. Y es importante juzgar cuál será la próxima movida. Estos primeros pasos serán para entender la escala del negocio que tendremos. Es en un momento de evaluación. Hay mucha perspectiva y expectativa de gas en la Cuenca Neuquina y a nosotros, como empresa operadora de energía, nos gustaría ser parte y proveer energía eléctrica en Argentina pero estamos en la etapa de entender la escala del negocio”, indicó Amalia Olivera Riley.

La firma tiene en Neuquén las áreas La Invernada, Bajo del Choique, Loma del molle y Pampa de las Yeguas.

“Estar en Neuquén no permite estar más cerca de los socios y de las operaciones que vamos a tener y de las actividades de la industria en general”, agregó la directiva durante la inauguración de las oficinas adonde asistieron funcionarios provinciales y el presidente de la seccional Comahue del Instituto Argentino de Petróleo y Gas (IAPG) Ricardo Ferrante.

Río Negro