La petrolera estadounidense Exxon Mobil fue la compañía de capital abierto que registró más beneficios en el ejercicio de 2010, seguida de la estatal brasileña Petrobras

La petrolera estadounidense Exxon Mobil fue la compañía de capital abierto que registró más beneficios en el ejercicio de 2010, seguida de la estatal brasileña Petrobras, según el ranking de las 20 empresas más lucrativas del continente americano difundido por la consultora brasileña Economática. Exxon Mobil registró ganancias por valor de u$s 30.400 millones en el período de referencia, mientras que Petrobras, que escala una posición respecto del tercer lugar obtenido en 2009, alcanzó unos beneficios de u$s 21.100 millones, de acuerdo con la consultora internacional Economática. En la clasificación, para la que se han tenido en cuenta los resultados de 2.107 empresas de América Latina y Estados Unidos, además de Petrobras, la única compañía latina que aparece es la minera brasileña Vale, que obtuvo la sexta posición con ganancias de 18.000 millones.

La minera, que fue privatizada en 1997 y tiene un plan de inversión de más de u$s 4.000 millones en Mendoza, se situó en la vigésima séptima posición el año pasado. El sector productivo con más empresas entre las 20 más lucrativas es el de electrónica, con cinco compañías clasificadas, y en segundo lugar se sitúan los hidrocarburos, con cuatro firmas. Además, dentro del sector de la construcción, siete empresas brasileñas de edificios residenciales se ubicaron entre las diez más lucrativas de las Américas en 2010, según el estudio de Economática. En ese sentido, la brasileña PDG Realty se ubicó en el primer lugar en el ranking con ganancias de u$s 473,9 millones, seguida por la estadounidense Walter Ind, con u$s 385 millones. La lista continúa también con las brasileñas MRV, Cyrela, Gafisa, Brookfield, Rossi, la estadounidense NVR y la mexicana Urbi Desarrollos. La décima de la lista es otra brasileña, Even, informó Economática.

DESEMBOLSOS

Exxon Mobil invirtió un récord de u$s 32.200 millones en proyectos de energía en Estados Unidos y en todo el mundo en 2010. Esta fuerte apuesta de la compañía se transformó en uno de los pilares que decantaron en los beneficios obtenidos durante el último año. El gigante petrolero prevé que la demanda de energía global aumentará 35% en 2030, en comparación con los niveles de 2005, por lo que planea invertir más de 125.000 millones de dólares en nuevos proyectos en los próximos cinco años. Por su lado, la petrolera brasileña cuenta con un programa de negocios 2010-2014 de u$s 224.000 millones, que apunta a avanzar en los ambiciosos planes de Brasil en aguas profundas, una exploración que ya le ha atraído múltiples satisfacciones en reservas.

Petrolnews