Enargas dispuso que durante ese mes y hasta el siguiente el Estado bonifique el total del cargo al suministro, como lo hizo en el invierno del año pasado; en agosto y septiembre, el aporte estatal se achicará al 70%.

Como ocurrió el año pasado, el Gobierno dispuso hoy la vuelta de los subsidios al gas en busca de disminuir el costo del suministro en los hogares, durante los meses más fríos del año.

Según lo publicado en la Resolución 1707/11 del Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS) expuesta en el Boletín Oficial, se resolvió -“con carácter de restitución del Subsidio del Estado Nacional”-, aplicar bonificaciones de 100 y 70 por ciento para los consumos de gas natural por redes del próximo periodo invernal, similares a las aplicadas en el invierno de 2010.

Así, se estableció una bonificación equivalente al ciento por ciento para el “Cargo” -destinado a importaciones de gas- a aplicar a los usuarios residenciales durante el período de consumo de junio y julio próximos.

En agosto y septiembre, la bonificación será menor. Equivaldrá al 70% por ciento -de dicho cargo- para los usuarios residenciales.

El Gobierno resolvió además exceptuar del pago del “cargo” para los consumos de mayo a setiembre a los usuarios residenciales de las provincias donde se registran temperaturas más bajas.

Las provincias beneficiadas en este caso son las de Mendoza, San Juan, San Luis, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, La Pampa y Buenos Aires.

En 2008, se creó el Fondo Fiduciario para atender las importaciones de gas natural necesarias para complementar la inyección de gas natural y garantizar el abastecimiento interno.

Este fondo está integrado por el “cargo” tarifario a pagar por los usuarios de los servicios regulados de transporte y distribución, por los consumidores de gas que reciben directamente el fluido de los productores, y por las empresas que lo procesen.

Las distribuidoras de gas por redes, deberán comunicar y hacer cumplir estas medidas a todas las subdistribuidoras que operan en su área licenciada, “de manera tal que lo dispuesto se materialice concomitantemente con los usuarios”.

La Nación