Los capitanes guaraníes buscarán reunirse con el presidente Evo Morales, para hacer conocer su posición sobre la exploración petrolera en una reserva natural.

En ampliado general de emergencia, la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) resolvió evitar que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) u otras empresas petroleras inicien los trabajos de exploración en el parque nacional Aguaragüe.

Así lo informó el presentante de la APG, Jorge Mendoza, quien recordó que en esa reserva natural se encuentran las principales fuentes que proveen de agua a las comunidades indígenas de la provincia Gran Chaco.

De la asamblea participaron cerca de 27 capitanías guaraníes, todas ellas ubicadas en el Chaco tarijeño. Según Mendoza, en la reunión se escuchó el pedido clamoroso de los indígenas de sumarse a la decisión de evitar el ingreso de YPFB Petroandina, que quiere realizar exploración hidrocarburífera en el Parque Nacional Aguaragüe para el proyecto denominado Timboy X2. “Nosotros nos sumamos al pedido que en primera instancia lo hizo conocer Yacuiba, no es posible que por hacer una exploración de petróleo se quiera dañar el medio ambiente y, lo peor, dañar una gran reserva que le da vida a los pueblos indígenas y que además resulta ser el pulmón del Gran Chaco”, manifestó.

Ante este hecho, Mendoza explicó que se buscará una reunión con el presidente Evo Morales para plantearle la postura de los pueblos indígenas, y así evitar que ese proyecto avance y, al contrario, se mantenga intacta la reserva del Aguaragüe, que es la única que mantiene la fauna chaqueña y provee de agua a los indígenas. “En realidad no es que no se haya comenzado con la exploración, sino que la empresa Petroandina-YPFB inició los trabajos en las pasadas semanas sin la consulta respectiva a los indígenas del lugar y por ese motivo estamos buscando una reunión con el propio presidente Evo Morales”, explicó el dirigente guaraní, al confirmar que YPFB no está cumpliendo con la consulta indígena, reconocida en la Constitución Política del Estado.

Según los artículos de la revista Reporte y Energía, se conoce que YPFB Petroandina opera desde septiembre de 2010 en la provincia Gran Chaco de Tarija con la apertura de un camino que ingresa hasta el pie de la serranía del Aguaragüe. Desde esa fecha realizó los estudios de topografía pertinentes y en octubre del año pasado desplazó maquinaria y personal para abrir dicho sendero. En los primeros 7 meses de presencia de la sociedad conformada por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y Petróleos de Venezuela (PDVSA) se trabajó en la primera fase del proyecto, que consistió en construir los primeros 10 kilómetros de un total de 18 kilómetros del camino que conduce al lugar donde se perforará el pozo Timboy X-2.

Se prevé que la segunda fase del proyecto inicie los primeros días de mayo, de acuerdo a información proporcionada por funcionarios del consorcio Construmat-Arias, responsable de abrir el camino y construir la planchada. Ambas empresas contratistas instalaron sus oficinas en la comunidad Palmar Grande, distante a 20 kilómetros de Villa Montes, donde operan desde el año pasado. La segunda fase consiste en abrir camino y construir una planchada de ocho kilómetros desde las serranías del parque nacional Aguaragüe hasta el lugar de la perforación.

EXISTE TEMOR A UNA CONTAMINACIÓN

No es la primera vez que los indígenas del Chaco se pronuncian contra la explotación petrolera en la reserva del Aguaragüe. Y es que existe temor a que las principales fuentes de agua se contaminen con los residuos petroleros. Actualmente ya existe contaminación, a causa de los pasivos ambientales. En reportajes anteriores, EL NACIONAL y la revista DÍA D mostraron los efectos en el medio ambiente que dejaron los pozos petroleros mal sellados. Hay afluentes de agua que se observan con aceite y otros residuos de petróleo.

En una anterior entrevista, el director de la ONG Centro de Estudios Regionales de Tarija (Cerdet), Guido Cortez, dijo que de acuerdo a un convenio a nivel mundial, y la última Declaración de Derechos Humanos a favor de los pueblos indígenas, se exige el respeto al derecho a la consulta, y obviamente están en contra de acciones que vayan a afectar el medio ambiente, las tierras y cultura de los pueblos guaraníes. Según la información que tiene el Cerdet, la contaminación en el Aguaragüe es un problema de gran magnitud porque desde los años 70 y 80 no se cerraron bien los pozos en Sanandita, y existe un derrame de petróleo en pequeñas cantidades.

El Cerdet indicó que los indígenas realizaron un primer reclamo el 2008, incluso la gente del Gobierno realizó una visita al lugar y se comprometieron a redimir los daños ambientales. “La afectación es grande porque la contaminación baja a las quebradas. Se habló con la empresa Chaco, pero culpó a la gestión de YPFB por los pasivos ambientales. El Gobierno Nacional quiere cambiar y abreviar el reglamento de consulta, pero los guaraníes se oponen. Entonces los reclamos que tienen los guaraníes es a nivel colectivo. Si bien es una decisión autónoma, pero ellos tienen el apoyo de los grupos de base de Yacuiba, Villamontes y de la APG a nivel nacional. Es decir, que no están solos”, manifestó Cortez.

Por otro lado, el director del Cerdet mencionó que los guaraníes además reclaman por el ingreso de petroleras en el Aguaragüe. Entonces quieren que el Gobierno cumpla su compromiso de respeto con todas las comunidades que viven cerca de la zona. “Nosotros estamos a favor para que las demandas indígenas sean cumplidas dentro del ámbito de la ley. Sin embargo, es necesario recalcar que el Cerdet difunde información de los pueblos guaraníes y de los impactos ambientales que sufren. Asimismo, realiza estudios en el río Pilcomayo y se brinda información a los medios de comunicación y población en general. Es un trabajo estrictamente de orientación sin entrar en la línea política partidaria”, sostuvo. La reserva de Aguaragüe se encuentra ubicada en la provincia Gran Chaco y es denominada parque nacional por su fauna y flora. Dota de agua a todas las comunidades que están cerca y es una zona de subsistencia para el ecosistema.

Petrolnews

Anuncios