El dato surgió de una reunión que mantuvo el gobernador con empresarios vinculados al sector y a la metalmecánica.

Con una sonrisa amplia salió ayer el gobernador Celso Jaque de la reunión con empresarios paulistas en el mítico edificio de la Federación de Industrias del Estado de San Pablo (FIESP), en esa ciudad brasileña. El anuncio de incluir a Mendoza entre las provincias que pueden hacer negocios petroleros directos con Brasil constituye el principal motivo de alegría para la gestión del malargüino. Jaque afirmó, al término de la reunión con los representantes de la federación paulista, que Brasil piensa invertir en petróleo y gas, en los próximos cinco años, unos “690 mil millones de dólares, y Petrobras (empresa estatal) tiene previsto hacer lo propio por 240 mil millones”.

Ricardo Martins, director de Relaciones Internacionales y Comercio Exterior de la FIESP, dijo a El Sol que de los 240 mil millones de dólares que Petrobras invertirá en la explotación petrolera en ese país, 10 por ciento corresponderá a negocios con empresas argentinas, y de ese porcentaje, unos 5 mil millones de dólares irán a parar a empresas de servicios petroleros y de metalmecánica de la provincia de Mendoza. Martins destacó también que hay urgencia por avanzar en el proyecto y que, por lo tanto, vendrán a la provincia en julio o agosto a realizar un seminario petrolero para informar e interesar a las compañías locales sobre este ambicioso plan de expansión, denominado Presal.

La idea es que las pymes argentinas le provean de material y personal capacitado a Petrobras para uno de los emprendimientos más ambiciosos de los últimos años en Brasil, como la explotación de crudo mar adentro. El Gobierno de Jaque buscará ahora que las firmas mendocinas se asocien a las brasileñas para lograr, al mismo tiempo, el financiamiento de sus actividades por intermedio de Petrobras y el Estado de Brasil. El proyecto, por demás interesante, no tiene contrapartida, dijo el propio Jaque a El Sol, y justificó la apertura paulista con que hoy en ese país no tienen la cantidad suficiente de empresas para atender la demanda.

También consideró el mandatario mendocino que los antecedentes y la capacidad operativa de las pymes mendocinas fueron un condimento extra a la hora de definir estrategias de sociedad en Brasil. “No necesitamos servicios, necesitamos productos concretos, ropa, herramientas, insumos. En eso estamos trabajando con el Gobierno de Mendoza desde hace tiempo. Hemos visitado su provincia y ahora hemos organizado una ronda de negocios que prevé 200 entrevistas entre las pymes de ambos países”, aseguró el ejecutivo. Por la tarde, los funcionarios mendocinos arribaron a la Expovinis, la mayor feria de vinos de Sudamérica.

Allí, el stand del Gobierno de Mendoza reúne a unas 20 bodegas, las cuales durante tres jornadas intercambiarán información comercial y mostrarán sus productos en un espacio de 12 mil metros cuadrados, visitado por periodistas, profesionales y empresarios del mundo vitivinícola. La agenda para hoy prevé el regreso a Mendoza de los funcionarios locales. Por su parte, la veintena de empresas vinculadas al sector minero y petróleo de Mendoza continuará con su agenda de contactos y visitará a empresas de gran envergadura e importancia para la economía brasileña. La participación de estas empresas ha sido apoyada por el Ministerio de Producción a través del Subprograma de Cluster, el cual aportó la suma de 45 mil dólares. Con estos fondos, los empresarios locales también podrán financiar, además de su visita a San Pablo, el contacto con empresas de Vila Velha, ciudad que pertenece al tercer estado productor de petróleo de Brasil. Cabe mencionar, además, que por el puerto de esta ciudad ingresará todo el potasio que extraiga la empresa Vale del departamento de Malargüe.

Petrolnews