Quiere instalarse en El Mirador y asegura que no es contaminante. El municipio aprobó una ordenanza para prohibirla. Ayer hubo una fuerte discusión entre las partes.

Más de 150 personas debatieron ayer en Rivadavia, el proyecto de una planta de residuos peligrosos que busca instalarse en el distrito El Mirador para realizar, sobre un terreno de 50 hectáreas, el tratamiento de contaminantes de los hidrocarburos ocasionados en distintos puntos de la provincia.

En medio de una acalorada discusión en la que hubo fuertes cruces entre partidarios y opositores de la idea, participaron entre otros, el intendente Gerardo del Río y también directivos de Envirotech Argentina SRL, que es la empresa en cuestión y que desde 2007 busca radicarse en Mendoza.

A comienzos de la semana, el Concejo Delibertante aprobó una ordenanza rechazando la instalación de la planta de tratamiento de barros empetrolados en el departamento; por ese motivo, la Secretaría de Medio Ambiente decidió suspender la audiencia pública pactada para ayer en El Mirador; sin embargo, la discusión igual se llevó a cabo en el salón parroquial del pueblo.

“Si ya los vecinos de Las Heras rechazaron que esta empresa trabaje allá, porqué nosotros tenemos que aceptar que vengan a contaminar el agua y las tierras”, dijo casi a los gritos, un vecino dueño de una finca, para luego poner en evidencia que la mayoría de los que estaban allí “no son gente del pueblo, sino personas traídas por la empresa para lograr aprobar la audiencia pública”.

En la vereda de enfrente, otros alentaban la llegada de Envirotech a la región: “¿De dónde saca usted que la empresa contamina? Mejor averigüe antes de opinar y démosle la oportunidad a los que tienen un proyecto serio, de que traigan un poco de progreso y fuentes de trabajo a este pueblo”.

El intendente Gerardo del Río tuvo más de un entredicho y se cruzó feo con un muchacho que sutilmente lo trató de coimero: “Seguro que no la dejan trabajar porque no hay plata para la política”, dijo el joven, de unos 20 años y Del Río lo desafió muy ofuscado: “Usted no puede decir eso, y si tiene alguna prueba lo invito a que me denuncie por corrupto en la fiscalía”.

Envirotech Argentina SRL busca instalarse en un predio de 50 hectáreas que tiene en El Mirador. “Estamos a más de 2.500 metros de cualquier curso de agua, a mil metros del lugar poblado más cercano y nuestro sistema (landfarming) reduce el contaminante del petróleo a través de la biodegradación, es decir con el uso de bacterias que ya están en el ambiente”, explicó el responsable técnico de la empresa y aunque aseguró que “podemos crear no menos de 60 puestos de trabajo”, los opositores sostienen que “no serán más de seis, porque lo que se hace allí es descargar camionadas de barro empetrolado para que se aireen, no hay máquinas ni gente trabajando”.

Desde Envirotech insistieron con que el sistema utilizado no contamina: “Usted, intendente, tiene manchas de residuos de hidrocarburos en su departamento y puede elegir entre dos caminos, tratarlos o, como hasta ahora, no hacerlo”.

Los Andes