A un año de haber marchado a Rawson, para hacer oír nuestra voz, a pesar de que no fuimos recibidos, nos hemos fortalecido en la lucha y de nuevo estaremos allí para defender todo lo que ancestralmente nos pertenece, manteniendo nuestra dignidad de trabajar y autoabastecernos de lo que producimos en el campo, cuidando y protegiendo la naturaleza.

Las comunidades mapuche-tehuelche de la meseta nos movilizamos para reafirmar los reclamos que tenemos como pueblo.

Invitamos a marchar el viernes 20 de mayo, a las 10.30 hs. desde la legislatura provincial.

La meseta no es un territorio despoblado ni queremos que sea una zona de sacrificio.

Comunidades mapuche-tehuelche Laguna Fría y Chacay Oeste, Mallín de los Cual, Los Pino, El Escorial, Lagunita Salada-Gorro Frigio-Cerro Bayo, Yala Laubat, Taquetren, Lefimi,  El Mirador, Sierras de Huancache.

Petitorio entregado el año pasado

Las  Comunidades Mapuches Tehuelches de la Meseta central, venimos hasta Rawson a reclamarle al Gobernador  Mario Das Neves como máxima autoridad de la Provincia,  a nuestros Legisladores y  al Poder Judicial, que se reconozcan nuestros Derechos como Pueblo Originario de esta Tierra. Esta tierra a la que ancestralmente pertenecemos.

Les exigimos que respeten y hagan efectivos nuestros derechos, que están reconocidos en la Constituciones tanto  Nacional, como Provincial, y en el Convenio 169 de la OIT.

Hoy estamos aquí las comunidades Mapuche-Tehuelche de la meseta central, unidas para hacer escuchar nuestras voces.

RECLAMAMOS:

• Por nuestro Derecho  a la Tierra y Territorio, a que se nos otorgue la Propiedad comunitaria de las tierras que ocupamos ancestralmente y de otras aptas y suficientes para nuestro desarrollo como Pueblo.

• Por nuestro derecho a que se nos dé participación y a que se nos consulte antes de tomar cualquier decisión que nos involucre o nos afecte. No queremos seguir siendo los últimos en enterarnos, ni ser víctimas de las decisiones que tomen otros sobre nuestro territorio.

• Por el respeto y el reconocimiento de nuestras autoridades y nuestras formas de organización.

• Por el derecho a elegir nuestro propio modelo de desarrollo. Queremos  y tenemos derecho a seguir viviendo como lo han hecho nuestros ancestros durante siglos y como lo seguimos haciendo hasta ahora. Vivir de y para la tierra, de la cual somos parte.

RECHAZAMOS  la idea de que la Explotación Minera es  la única alternativa de desarrollo,  porque todos estos años hemos vivido sin minería, hemos vivido de la cría de animales, de nuestro trabajo, y si hoy estamos pobres, la explotación minera nos va a dejar más pobres aún.

La explotación minera a cielo abierto atenta contra nuestra cultura, contra  nuestra cosmovisión como Pueblo Indígena, la cual se basa en el respeto a la  Madre Tierra, a nuestros newen, a nuestras montañas, y sobre todo al agua, tan necesaria para nuestra subsistencia.

Hoy no nos están respetando, no nos están escuchando, no están cumpliendo con lo establecido en la Constitución Nacional, por eso los  instamos a que nos den respuesta concreta y efectiva a nuestros reclamos.

Aquí estamos para hacernos escuchar, doscientos años pasaron y la resistencia de nuestro pueblo sigue en pie.

Rawson, 20 de mayo de 2010.

Comunidad Laguna Fría y Chacay Oeste.
Comunidad Mallin de los Cual.
Comunidad Los Pinos.
Comunidad El Escorial.
Comunidad Taquetrén.
Comunidad Blancuntre  – Yala Laubat.
Comunidad Lagunita Salada – Cerro Bayo y Gorro Frigio.
Comunidad El Mirador.
Comunidad Sierras de Huancache.