Río Gallegos.- Gran parte de la producción de petróleo de Santa Cruz se encuentra parada por los distintos conflictos laborales, con plantas tomadas y empresas que no han podido pagar los salarios, admitió hoy que el Interventor del Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz, Carlos Flaquier.

Flaquier también dijo que la convocatoria a elecciones que un grupo de autoconvocados y delegados están reclamando se demorará hasta tanto no se solucionen estos conflictos.

Señaló que la Intervención “no tiene intenciones de quedarse para siempre pero que existen un cúmulo de situaciones que nos han tenido en tratar de destrabar conflictos, empresasque están financieramente en graves condiciones para pagar salarios, tenemos que priorizar cuestiones y hemos tratado de hacer eso, estamos finalizando un mes y no sabemos como vamos a empezar el otro”.

Reconoció en ese escenario que “sigue gran parte de la producción paralizada, y si seguimos con compañeros abrazados a las plantas de rebombeo no se le hace bien, ni al resto de los compañeros ni a la comunidad”.

Sobre la toma de la planta LasHeras III, en el yacimiento El Huemul, Flaquier sostuvo que “Bolland pagó todo, y la gente de Oleosur rechazó un pago, se habían consensuado algunos números para que cobren y posteriormente seguir negociando el resto, que no es poco, pero aparentemente no le llegó bien la propuesta a la gente”.

Recordó que llegó para hacerse cargo del gremio “hace dos semanas y este paro viene del 16 de marzo, casi 90 días, pero si hay actores que lo único que hacen es poner palos a la rueda, estamos lejos de encontrar una solución”.

Advirtió además que hoy la prioridad “es la tranquilidad para la gente” ya que sostuvo que existe “rotura en la cadena de pago” y recordó que “hay otros casos de despido viene mucha gente con contratos a plazo fijo y la ley establece que si se cumple ese plazo, pueden ser despedidos, pero parece que nadie les dijo que observen lo que estaban firmando, nadie los asesoró”.

En tanto, la presencia de Gendarmería nacional, convocada a territorio santacruceño por el juez Quelín de Las Heras, fue repelida en Pico Truncado por más de 300 vehículos que salieron a bloquearle el paso a la entrada de la ciudad y en Las Heras, fue el propio intendente de la localidad, quién los abordó en la ruta y le pidió que se retirasen.

La Mañana Neuquén

Impiden a gendarmes despejar un corte de ruta en Santa Cruz

Unos 800 vecinos bloquearon el paso de una formación. Fue en la noche del viernes.

Por Lucio Fernádez Moores.- Una “pueblada” en Pico Truncado impidió el pase por una ruta de un convoy de la Gendarmería supuestamente destinado a reprimir a los docentes y trabajadores petroleros que mantienen cortado el acceso a la planta Las Heras 3, en el norte de la provincia de Santa Cruz.

La pueblada ocurrió en la noche del viernes, cuando los vecinos y familiares de petroleros y maestros se convocaron por mensajes de texto, redes sociales y radios locales para impedir sobre la ruta 43 el paso de los gendarmes. El convoy debió dar marcha atrás ante el piquete y regresar a la vecina localidad de Cañadón Seco. Se habían llegado a juntar unos 800 vecinos.

El contingente de gendarmes estaba conformado por tres ómnibus con unos 50 efectivos cada uno de ellos, tres camionetas 4×4 tipo Unimog y una decena de camionetas Sprinter. Un par de camionetas lograron pasar Las Heras por caminos alternativos.

La escena hizo recordar a cinco años atrás, cuando un contingente similar de gendarmes levantó pacíficamente un piquete en el acceso a Las Heras tras el homicidio del policía Jorge Sayago en una revuelta popular por la detención de uno de los delegados petroleros en el marco de un conflicto similar.

Fuentes locales dijeron que esta vez había una orden de desalojo por parte de la jueza federal de Comodoro Rivadavia, Eva Parcio, pero Clarín no pudo confirmar esa información. Fuentes de la empresa YPF, principal operadora de la zona, negaron haber hecho una denuncia y sostuvieron que el conflicto docente es un problema del gobierno santacruceño .

Clarín intentó comunicarse con la Gendarmería y el Ministerio de Seguridad de la Nación pero sus voceros no respondieron los llamados, como así tampoco funcionarios del Gobierno provincial.

Los docentes mantienen hace casi un mes un corte en el acceso a Las Heras 3 , dentro del cual protestan también trabajadores de las empresas Bolland y Oleo Sur. Los trabajadores negaron a Clarín haber tomado la playa de tanques, dato que podría haber movilizado a los gendarmes. El actual conflicto, sumado al largo paro petrolero que terminó con la intervención de la Nación a fines de abril, mantiene paralizada la producción de petróleo en la cuenca norte santacruceña hace 40 días. Las pérdidas para las empresas y la provincia son millonarias. El ministro de Economía provincial, Diego Robles, cuantificó en $ 125 millones el dinero que dejó de percibir Santa Cruz en concepto de regalíass.

Los docentes piden un aumento del 50% pero el gobernador Daniel Peralta sólo les ofreció un 25%. Los petroleros, por su parte, reclaman supuestos acuerdos incumplidos durante el paro del mes pasado.

Clarín