Pampa Energía, la empresa de Marcelo Mindlin que ya posee Edenor, Transener y varias generadoras, llegó a un acuerdo con Petrobras para co-controlar la transportista de gas del sur argentino.

Pampa Energía, la empresa de Marcelo Mindlin, está más cerca de convertirse en la dueña de TGS. La compañía que ya posee Edenor, Transener y generadoras llegó a un acuerdo con Petrobras que le permitirá pasar a co-controlar la firma de transporte de gas del sur del país.

El acuerdo surge porque, a principio de año, Pampa le compró al fondo AEI la deuda de CIESA, la firma que controla TGS. Esa deuda venía con la llave de entrada a TGS, a raíz de un acuerdo de reestructuración de 2005 que nunca pudo concretarse porque el Gobierno no dio su OK. Por eso, AEI decidió ir a los tribunales en Nueva York y Buenos Aires a pedir la ejecución de la compañía para cobrarse la deuda por las malas . Ahora que Pampa, tras pagar US$ 136 millones, asumió la deuda de CIESA, acordó con Petrobras levantar esos juicios y seguir adelante con aquel pacto de 2005, con la confianza de que el Gobierno esta vez sí dará su visto bueno .

Así, Pampa –que ya tiene 10% de CIESA– pasará a controlar 50%. La otra mitad es de Petrobras. A su vez, CIESA, que tiene 55,3% de TGS, reducirá su parte a 51% y ese 4,3% pasará a Pampa. Con todo cerrado, la firma ejercería la opción que tiene para levantar el juicio contra el país ante el CIADI que involucra a TGS.

Ieco