Ya hay certeza de la existencia de “shale oil” en la provincia y quieren extraerlo. El descubrimiento de Neuquén está en una zona compartida con Mendoza y también hay posibilidades en la zona norte. Ya pidieron estudios. Quieren aumentar el nivel de reservas y garantizar el cobro de regalías.

Por Pablo Icardi.- El proceso es, literalmente, sacarle petróleo a las piedras. Y se ha convertido en la gran esperanza de las provincias productoras para aumentar sus ingresos y estirar la vida útil de los pozos. En Mendoza, según confirmaron, hay reservas de “shale oil”, el petróleo no convencional que es la nueva estrella del sector. Ahora analizan la factibilidad para extraer ese crudo.

La empresa YPF anunció esta semana el descubrimiento de un mega yacimiento de petróleo no convencional en Neuquén que hizo crecer fuertemente las reservas. El descubrimiento está ubicado en la llamada cuenca neuquina. Esa zona no respeta “límites geográficos” y se mete en Mendoza. De hecho hay 41 áreas petroleras mendocinas en el área de influencia que, además, son las de mayor producción. Por eso en el Gobierno creen que hay muchas posibilidades de que se pueda aprovechar el “shale oil” en un futuro cercano.

Pero en la llamada “cuenca cuyana”, que abarca todo el norte de la provincia, también hay reservas de “shale oil” y ya le pidieron a las empresas que buscan extender sus concesiones, que presenten un proyecto piloto para explotar esos posibles nuevos yacimientos. Allí hay 16 áreas en producción. “Las posibilidades están, porque la roca madre está. Ahora hay que hacer estudios para evaluar la factibilidad. Ya hay empresas que están trabajando en ese sentido”, explicó Pedro Sánchez, director de petróleo de la provincia.

Desde el Poder Ejecutivo aseguran que en los contratos de extensión de las concesiones de las áreas petroleras se incluye una cláusula en la que se obliga a las empresas a investigar y presentar un plan piloto de extracción del petróleo y gas no convencional. Por ahora ese nuevo contrato se firmó con YPF, pero están a punto de homologarse acuerdo con dos empresas más.

Desde la oposición cuestionan que la extensión de las concesiones se haya hecho sin tener información precisa sobre esas reservas, estimando que así la provincia dejaría de percibir mucho dinero. “Se estiraron las concesiones sin tener información. No sería raro que en pocos meses aparezcan anuncios de grandes reservas. Las empresas sí tienen esos datos y en ese caso se les estaría concesionando algo gratis. En Neuquén ya pasó”, aseguró Enrique Vaquié, especialista del radicalismo en temas financieros.

Divinas regalías

Gran parte de los recursos de Mendoza ingresan por el “oro negro”. Durante el primer trimestre de este año, por ejemplo, ingresaron 203.649.657 pesos por regalías. Pero las reservas declaradas no alcanzan para muchos años más y por eso la necesidad de potenciar la exploración. Por eso el petróleo no convencional entusiasma.

El shale oil es un petróleo “atrapado” en la llamada roca madre. Para que la producción fluya es necesario realizar gran cantidad de fracturas de modo de abrir los canales que sí existirían si se tratara de una explotación ordinaria. Por eso el proceso es más costoso que los convencionales. “Es un proceso costoso y de alguna manera hay que buscar la forma de que sea competitivo para que también sea atractivo para las empresas extraerlo”, dice Sánchez.

Ya hay empresas que trabajan en el tema. YPF es una de ellas y la otra que se sumaría es Apache, que tiene experiencia en ese tipo de trabajos en otras partes del mundo. Pero la idea es explorar en todas la provincia.

En el área de “vaca muerta” (en la cuenca neuquina) los indicios soy más claros por los resultados que ya tuvo el trabajo en Loma la Lata, Neuquén. En el norte de Mendoza, sobre la formación “Cacheuta” (cuenca cuyana) hay garantías de que la materia prima está. Los estudios apuntan ahora a ver si es factible extraer el crudo.

“La roca madre está y la posibilidad es cierta. Lo primero que hicimos fue en las extensión de las concesiones incluir que las empresas presenten por lo menos un proyecto piloto de sheil gas y sheil oil. Eso significa que generen información y quizá terminen con un pozo para ver si pueden fracturar la formación y producir petróleo. Por lo menos tienen que presentar un proyecto de lo que pueda pasar en las áreas que tienen esas empresas”, detalló el Director de Petróleo.

En los contratos

El Gobierno ya firmó la extensión de la concesión de las áreas petroleras de YPF hasta el 2027. En el contrato se acordó el  pago de un canon especial de U$S151 millones a cancelar en 18 cuotas. Además se pagará un 15% de regalías (3% más de lo que se paga ahora) y se prevé regalías extras por renta extraordinaria.

Pero algunos cuestionan que antes de firmar ese acuerdo no se haya previsto la posibilidad de que la empresa ya sepa que hay reservas mayores por las que no pagaría ningún canon, pues el Estado hoy no tiene esa información. Pero lo que ven en el Gobierno es la chance de conseguir dinero fresco y renovar las expectativas de uno de los sectore más importantes de la economía provincial. “Eso hay que verlo, pero lo que es seguro es que si esas reservas se confirman, las empresas van a tener que pagar más regalías que las que hoy pagan”, aseguró Pedro Sánchez. Según anunciaron, ya están casi listos los acuerdos para extender las concesiones de las empresas El Trébol y Chañares Herrados.

MDZ