El gobernador Sapag se reunió con autoridades de la petrolera estatal trasandina para ofrecerles las opciones que tienen para explotar hidrocarburos en la cuenca neuquina.

El ministro Julio De Vido le dijo a Sebastián Piñera que se pretende una integración energética.

Santiago, Chile (Enviado especial) > Además de participar del encuentro binacional de integración que se desarrolló en esta ciudad, el gobernador -en uso de licencia- Jorge Sapag aprovechó ayer su visita a este país para mantener una reunión con los directivos de la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), firma estatal que desarrolla la exploración y explotación de hidrocarburos en este país.

El objetivo fue proponer a los responsables de ENAP inversiones en la cuenca neuquina, fundamentalmente en gas, a partir de los nuevos descubrimientos de yacimientos no convencionales.

La idea del mandatario provincial es que se puedan aprovechar los gasoductos que se construyeron hacia Chile -y que hoy representan una estructura ociosa- para comerciar este fluido con el país vecino.

“Lo que me animó a venir acá, después de haber ido a la Embajada de Chile en Buenos Aires, es la idea de que ENAP pueda hacer inversiones en la provincia”, expresó.

Puntulizó que la forma en que se podría viabilizar la propuesta es asociada con las empresas privadas o con el estado neuquino a través de Gas y Petróleo GyP.

“El objetivo es llegar a un acuerdo también con Nación acerca de precios en valores boca de pozo y también la disponibilidad del recurso para su exportación, lógicamente con una mayor producción en Argentina”, explicó Sapag en diálogo con este medio al cierre del encuentro.

Planteo de De Vido

El gobernador neuquino también advirtió que fue el propio ministro de Planificación Federal de la Nación, Julio De Vido, quien resaltó ante el presidente chileno Sebastián Piñera el descubrimiento de importantes yacimientos en Neuquén y la necesidad de lograr, a partir de este hecho, una integración energética.

Sapag recordó que en su momento Chile “preparó sus redes para recibir gas de Argentina” y que luego no se pudo cumplir con ese compromiso de abastecer al país vecino.

Curva de caída

“Neuquén ahora tiene la posibilidad de aprovechar esa infraestructura de gasoductos y de un oleoducto pero hay que producir más. Con los nuevos descubrimientos la curva de caída se va a frenar, comenzará una inflexión que nos va a llevar en los próximos tres o cuatro años a multiplicar nuestra producción de gas y petróleo”, señaló.

Apuntó que “los porcentajes se darán de acuerdo al nivel de inversión y eso dependerá de los precios que ponga Nación y la libre disponibilidad para exportar”, señaló.

A su vez, precisó que ENAP va a analizar la información recibida y que “dará una respuesta”. Sostuvo que existe un obstáculo producto de la experiencia fallida de exportar gas a Chile de parte del gobierno argentino pero que ese “pasado hay que revertirlo”. Recalcó que el primer paso es el que se dio de “reconstituir relaciones comerciales y en el caso de Neuquén el de tener un mercado muy cerca, que posibilita integrar pueblos con inversiones cruzadas, de manera de generar vínculos muy estrechos”.

La Mañana Neuquén