Aborígenes de Neuquén denuncian el nuevo “exterminio” al que los condena el apoyo K a las industrias extractivas. Un problema territorial, ambiental y económico.

Por Lorena Tapia Garzón (*).- El descubrimiento de un mega yacimiento no convencional de hidrocarburos en Neuquén, que el gobierno nacional salió a anunciar con la presencia del ministro Julio De Vido y una teleconferencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, pone nuevamente en el tapete los históricos enfrentamientos entre Repsol YPF y las comunidades mapuches, que denuncian ser totalmente excluidas de las decisiones sobre actividades hidrocarburíficas en su propio territorio.

Sucede que la zona neuquina donde YPF informó el hallazgo, llamada Loma de la Lata, es uno de los tantos territorios mapuches que están siendo explotados por petroleras o mineras, con el absoluto apoyo de los gobiernos nacionales y provinciales desde hace años.

Una actividad que se intensificó en los últimos años y que no sólo desencadena un problema territorial para la mayoría de las 57 comunidades mapuches que habitan Neuquén, sino también ambiental, generando en muchos casos que “el deterioro del suelo, de la flora y de la fauna locales sea completo, lo que ocasiona la inviabilidad de las economías tradicionales” de los originarios, destaca el informe de 2010 del Observatorio de Derechos Humanos de Pueblo Indígenas (ODHPI), sobre la situación de los mapuches en Neuquén.

Una afirmación que los propios originarios de la provincia confirman a Perfil.com. “Este nuevo anuncio no cambia en nada la situación que vivimos desde hace 10 años. Nos están condenando al exterminio, lo que no pudo ser en la ‘Conquista del desierto’, ahora lo están haciendo con leyes para industrias extractivas… En el campo ya no se pueden criar animales, no se puede cultivar las tierras, no se puede tener huertas porque no hay agua, y donde hay las napas están contaminadas”, afirma Martín Maliqueo, werken (vocero en mapuche) de la Confederación Mapuche neuquina.

Algo parecido es lo que cuenta Gabriel Cherque, werken de la comunidad mapuche Kaxipayiñ, que junto a la comunidad Paynemil son residentes ancestrales de Loma de la Lata, la zona donde YPF llegó hace años para quedarse, y seguir explorando y explotando, con la complicidad de los estados nacional y provincial, que en 2004 le extendieron la concesión sobre esas tierras hasta 2027.

“Este anuncio nos trae un gran perjuicio. La provincia y la petrolera no tienen respeto por las comunidades originarias, toman atribuciones sin tener en cuenta la ley y la Constitución, y avanzan sobre nuestras tierras donde ya hay grandes contaminaciones”, se queja Derqui.

Y cuenta que, incluso, desde el año 2000 aproximadamente, la provincia tiene que proveer a su comunidad de agua envasada por una orden judicial, luego de que se detectara que el agua de las napas en la zona estaba contaminada.

Sus denuncias sobre el no cumplimiento de leyes y de la Constitución por parte de las autoridades provinciales y nacionales también son señaladas en el informe del ODHPI. Sobre todo, se refieren al derecho que reconoce la Constitución Nacional sobre la propiedad y la posesión sobre tierras que tradicionalmente ocupan los indígenas; pero también a la obligación del Estado de reconocerlos y consultarles previamente sobre cualquier decisión administrativa o legislativa que afecte a los pueblos indígenas.

“La postura oficial del Estado neuquino consiste en una rotunda negación de la existencia de las normas que lo obligan a establecer adecuados procedimientos de consulta con el Pueblo Mapuche”, asegura el informe. Y destaca que “además de Repsol SA, que es una de las más beneficiadas por las concesiones oficiales, muchas otras empresas han recibido autorización para la exploración o explotación en territorios indígenas y en ningún caso se ha cumplido, ni siquiera en apariencias, con el derecho de consulta”.

Y cuenta el caso del conflicto de la comunidad Huenctru Trawel Leufú, ubicada cerca de la zona de Picún Leufú, la cual que durante años “no sólo fue víctima del otorgamiento de concesiones inconsultas, sino también de la imposición por los jueces de una protección policial permanente a las actividades de la empresa”.

En marzo, un fallo les sembró esperanzas, aunque todavía, dicen, no comenzó a ser cumplido: un juez de Cutral Có rechazó un amparo presentado por la empresa petrolera Piedra del Águila, que había reclamado que impidiera acciones por parte de la comunidad mapuche. De este modo reconoció su asentamiento anterior en el paraje y destacó que la empresa no cumplió al no consultarlos.

Se trata de un fallo que, si bien puede ser apelado por la empresa, sienta precedentes en esta lucha que mantienen las comunidades mapuches desde hace años con la industria extractiva en Neuquén.

Nueva modalidad. Hasta ahora la industria extractiva en la Argentina se realizaba con metodologías tradicionales. Pero con este anuncio de yacimientos no convencionales, que implica el empleo de nuevas tecnologías para avanzar más en la tierra, queda la incógnita sobre sus procedimientos y efectos negativos en el medio ambiente.

Diego Perez Roig, del Observatorio Petrolero Sur, explicó a Perfil.com que se trata de un tipo de explotación de hidrocarburos que ya lleva años en Estados Unidos y que ahora está proliferando en Canadá. “Se ve que es un proceso más invasivo, porque necesitan fracturar la roca donde está contenido el hidrocarburro, ya sea gas o petróleo, inyectando agua y arena”, señaló.

Y explicó que, a diferencia de las perforaciones tradicionales que son verticales, “con ésta, a determinada profundidad se hace horizontal, porque eso permite fracturar más la roca y liberar más hidrocarburo”. Esto, por lógica, implica que el área de extracción se extiende.

“Si a eso se suman las contaminaciones de aire, agua y suelo que ya existen por esta industria, y que los controles acá son nulos, los efectos que este tipo de explotación traerá podrían ser aún peores”, señaló Perez Roig.

(*) De la redacción de Perfil.com

Perfil

El crudo estaba, pero no había quién lo fuera a buscar

La petrolera YPF estimó que las reservas de la formación Vaca Muerta, en Loma La Lata, recién halladas, representarían más del 7 por ciento de las reservas totales actuales. Por la tecnología aplicada abre la posibilidad de otros descubrimientos.

La petrolera YPF informó ayer que los recursos petroleros descubiertos en la formación Vaca Muerta, perteneciente al yacimiento Loma La Lata (Neuquén), ascienden a 150 millones de barriles, lo cual representaría cerca del 8 por ciento de las reservas de crudo totales del país. El descubrimiento había sido anunciado en el mes de diciembre pasado, pero entonces no se dieron a conocer estimaciones sobre su capacidad productiva. Ayer, el vicepresidente ejecutivo y CEO de YPF, Sebastián Ezkenazi, la describió como “la noticia más importante de los últimos años en materia de descubrimientos”. La presidenta de la Nación, Cristina Fernández, comentó a su vez que “este hallazgo apuntala el crecimiento y permite que el proceso de inversión tenga sustento”.

El nuevo yacimiento petrolero representa el mayor hallazgo desde el descubrimiento de Chihuido de la Sierra Negra, también en Neuquén, a fines de la década del ‘80. Ezkenazi señaló que “estamos ante una nueva etapa, para la cual lo que más costó fue salir de la inercia del no se puede, del no hay más reservas, e iniciar una etapa con más optimismo”. Y recordó que “hace tres años se planteó un programa a diez años con el acompañamiento del gobierno nacional: la primera etapa de aumentar la producción fue cumplida y en la segunda, la de descubrir, llegamos a esto”.

A partir de estos primeros resultados obtenidos, la petrolera iniciará el desarrollo piloto en un área de 25 km2 y la delineación de un área de exploración de otros 200 km2. “En lo que resta del año, se estima perforar 17 nuevos pozos y fracturar 14 pozos existentes, lo que supone una inversión total estimada de 270 millones de dólares”, de los cuales ya se invirtieron 100 millones. La “fractura” de pozos alude al sistema tecnológico que se utiliza para extraer el petróleo en formaciones no convencionales, tal cual se describe más abajo.

“Lo importante no es sólo el volumen del hallazgo sino que se trata de algo nuevo, obtenido en base a la aplicación de tecnología nueva”, destacó Eskenazi. Su implementación en Argentina representa la ampliación de oportunidades para generar nuevas reservas en el futuro, ya que podría haber otras formaciones con similar acumulación de crudo, cuya explotación hasta ahora no se consideraba viable. De hecho, se estima que gran parte del subsuelo neuquino presentaría condiciones y posibilidades similares a la recién hallada.

Hasta la fecha, se han puesto en producción cinco pozos verticales con producciones iniciales que van de 200 a 560 barriles equivalentes de petróleo por día, de alta calidad. “Estos caudales se comparan muy favorablemente con campos análogos en los Estados Unidos y Canadá, hasta ahora los únicos países con registros de importante producción de recursos de esta naturaleza”, destacó la firma petrolera en su comunicado.

El petróleo hallado es calificado como “recursos no convencionales” por hallarse en reservorios acotados en suelos rocosos, que requieren de un procedimiento muy especial de extracción, con aplicación de mecanismos tecnológicos que, en el caso de Vaca Muerta, se aplicarán por primera vez fuera de Norteamérica. La extracción del crudo depositado en pequeños habitáculos entre la roca del subsuelo se logra mediante el bombeo de agua a alta presión dentro del pozo. Esta presión genera microfracturas en la roca y el petróleo se libera a través de las fisuras. De ese modo, la perforación horizontal (buscando la roca generadora) y las fracturas hidráulicas hacen posible extraer grandes cantidades de petróleo contenido en estos suelos.

La formación Vaca Muerta se encuentra a una profundidad promedio de tres mil metros, informó ayer la empresa. Por encima de la misma está la formación Quintuco que, “teniendo en cuenta las actividades realizadas, generaría una oportunidad adicional”, destacó el comunicado dado ayer por la petrolera. “El pozo LLL X-1 se destaca por una producción inicial de más de 4000 barriles de crudo equivalentes por día provenientes de dicha formación”, refirió YPF, que agregó que “estos valores, obtenidos en una sola perforación, no se registran hace más de una década en el país y equivalen a la producción de cien pozos promedio actuales en la Argentina”. Julio De Vido, que participó del anuncio que se realizó ayer en Loma La Lata, destacó que la inversión realizada por YPF se da en el marco del plan estratégico de energía lanzado en 2004 “y en función de aquel Plan Petróleo Plus que pergeñamos en la provincia de Neuquén”. Luego subrayó el trabajo “en conjunto de la provincia, el Estado nacional, la empresa y los trabajadores (…); esta sinergia va a posibilitar, sin duda, que estos primeros 150 millones de barriles que se añaden a nuestras reservas, que significan casi el 8 por ciento de todas las reservas argentinas de petróleo, hagan posible alcanzar los objetivos y hacer grande el país”. “En el marco de la rentabilidad empresaria y de las posibilidades del crecimiento de la actividad, el trabajador sin ninguna duda ve un futuro mejor, un futuro donde estén garantizados claramente sus derechos”, agregó el ministro.

El gobernador Jorge Sapag, que también participó del acto, manifestó su “orgullo” por estar anunciando el primer pozo de petróleo en arcillas fuera de los Estados Unidos. “Esto permite vislumbrar por lo menos para el siglo XXI la tranquilidad en el abastecimiento de gas y petróleo en la República Argentina.” Indicó que “esto nos permitirá seguir construyendo paz social y que podamos, en la diversificación de la economía y con la riqueza del subsuelo, generar una democracia inclusiva, que es el objetivo de los movimientos populares y nacionales de los que estamos al frente de la República y de la provincia”.

Página/12

YPF encontró un megayacimiento que suma 8% a las reservas del país

Son 150 millones de barriles. Es un proceso no convencional de explotación con perforación horizontal.

Por Marcelo Canton.- YPF anunció ayer lo que sería el mayor descubrimiento de petróleo “en décadas”, señalaron en la empresa. Son 150 millones de barriles de crudo atrapados en rocas profundas debajo de Loma La Lata, el yacimiento de gas más importante del país. El hallazgo implicaría un incremento de las reservas totales de crudo del país del 8%, señaló el ministro de Planificación Julio De Vido.

El anuncio fue frente al pozo 475, perdido en la desolación de la estepa neuquina. Un cielo de pinceladas gris profundo y un viento que se fue levantando de a poco dieron marco al acto, del que participó la Presidenta Cristina Kirchner a través de una videoconferencia. Una pantalla LED destacaba contra el árido paisaje y los tubos pintados del pozo. La mandataria aprovechó la ocasión para reclamar mesura a los planteos gremiales , justamente un tema que preocupa al sector petrolero: todo el norte de Santa Cruz y ahora parte de Chubut están paralizados por protestas sindicales de distinto tipo.

El hallazgo es de shale oil, que está a gran profundidad y para extraerlo se requieren tecnologías muy sofisticadas: hoy hay pozos en producción de este tipo sólo en EEUU y Canadá. Aquí YPF perforó 5 pozos en un radio de 330 kilómetros cuadrados. Todos produjeron petróleo, que brota de manera espontánea, con presión natural, algo que hace años no se encontraba en el país. De cada pozo surgen entre 250 y 560 barriles equivalentes (petróleo y gas) diarios. A fines del año pasado, la petrolera había anunciado que en este mismo área había también gas en rocas profundas, y que de los pozos surgía algo de petróleo. Invirtieron US$ 100 millones buscando precisamente ese crudo y en lo que resta del año piensan perforar otros 17 pozos y trabajar sobre otros 14 ya existentes, lo que supone una inversión adicional de US$ 270 millones.

¿Con los actuales precios del petróleo en el mercado interno, que son alrededor de la mitad de los valores internacionales, estos pozos son rentables?, preguntó Clarín a Sebastián Eskenazi, vicepresidente de la petrolera.

Sí, porque la calidad del petróleo que encontramos es muy alta, y entonces cada barril cotiza a US$ 60, contra 52 de la media nacional. Da para financiar la inversión y tener un margen de rentabilidad.

Uno de los petroleros que más conoce el territorio neuquino, presente ayer en el acto, corroboró esas afirmaciones: “Con esto cierran las cuentas, con el gas no tanto, y por eso las inversiones de YPF parecen ahora apuntar al petróleo más que al gas”.

En Neuquén hay cierto clima de euforia. Es que los pozos que hizo YPF son en una formación llamada Vaca Muerta, enterrada a 3.000 metros de profundidad en el subsuelo provincial, con una superficie estimada de 30.000 kilómetros cuadrados. Los pozos de YPF cubrieron sólo el 1% de esa superficie y allí hay 150 millones de barriles de petróleo. “No puedo multiplicar de manera directa pero con seguridad en esta formación hay recursos por más de 1.500 millones de barrilles”, dijo De Vido.

Pero no sólo es el petróleo el que genera tanto optimismo entre los neuquinos. Aquí todos comentan un informe de la secretaría de energía de los Estados Unidos que estimaría que el gas de las mismas rocas profundas que hay en la provincia suma 700 TFS (la medida de volumen para gas). Para ponerlo en escala: actualmente, las reservas nacionales son de 24 a 25 TFS, dijo el ministro de Planificación. El anuncio implica un incremento del 30% en las disponibilidades de petróleo de YPF.

Clarín

Euforia por un hallazgo de petróleo

Por FINANCIAL TIMES (Londres).- En un impulso bienvenido para las decaídas reservas de hidrocarburos, YPF, la principal compañía de energía argentina, anunció el hallazgo del equivalente a 150 millones de barriles de shale oil (de rocas no permeables) en el sudoeste argentino -es el segundo hallazgo de una fuente no convencional en los últimos meses. La mandataria Cristina Fernández indicó que esto “respaldará el crecimiento y hará sostenible la inversión”.

El hallazgo en Vaca Muerta, en La Lata, provincia de Neuquén, es saludado como el mayor del país en dos décadas y se suma al anuncio de diciembre, sobre el hallazgo de 4.500 millones de pies cúbicos de gas en presentación no convencional en la misma zona, ambos indicios de un cambio en las riquezas gasíferas. El Gobierno afirma que esto aumentará las reservas de YPF en un 28 por ciento y las del país en un 6 por ciento.

La noticia fue celebrada en este país donde, según el informe reciente de un grupo de ex secretarios de energía muy críticos de las actuales regulaciones estatales, las reservas de combustible habían caído el 11 por ciento y las de gas el 43 por ciento desde 2003. El informe de estos expertos afirmaba que la producción de crudo había bajado el 18 por ciento y la producción de gas un 8 por ciento en el mismo período.

Pese a la afirmación oficial de que el sector energético goza de buena salud, Argentina se ha visto obligada a aumentar sus importaciones de gas natural líquido. También gastó aproximadamente 6 mil millones en subsidios de energía en 2010, y restringió el suministro de gas a la industria el invierno pasado, para garantizar la provisión hogareña, clave en un año electoral.

Ieco

[Descargar comunicado de YPF SA]

“Ser prudentes con las expectativas”

NEUQUÉN (AN).- El secretario general de Petróleo y Gas Privado de Neuquén y Río Negro se mostró eufórico por el hallazgo que anunció la petrolera YPF en Loma de la Lata pero fue cauto a la hora de analizar el impacto que el descubrimiento tendrá en la incorporación de mano de obra.

“Es muy importante pero hay que ser muy prudentes con las expectativas”, sostuvo el mandamás de los petroleros y explicó que, sobre todo en esta etapa, se requiere de mano de obra especializada “muy capacitada”, afirmó al tiempo que con las manos describía cómo es el proceso de fractura de la roca madre a partir del cual se puede obtener petróleo en los yacimientos no convencionales.

Pereyra hizo esta advertencia pues en la industria es común que ante cada anuncio de estas características se dispare la demanda de puestos de empleo. “Se requiere de per

sonal altamente capacitado”, indicó el dirigente que hizo de anfitrión en Casa de Gobierno, donde hubo una fuerte presencia de afiliados al gremio. Sobre la situación de Santa Cruz dijo que es “una barbaridad, una pelea interna paraliza la actividad”.

Río Negro