El 6 de abril el Gobierno firmó la extensión de los plazos de concesión para la explotación de 16 áreas que la petrolera argentina tiene en Mendoza. A cambio la empresa ofreció pagar tres puntos más de regalías, poner en marcha un plan de inversiones por U$S4.100 millones y pagar en 18 cuotas un canon extraordinario de U$S151 millones. Hasta ahora nada de esto está vigente por falta de un decreto de Jaque.

Por Federico Manrique.- El 6 de abril el Gobierno firmó con YPF la extensión por diez años del plazo de concesión de 16 áreas petroleras y esta semana hizo lo mismo con las dos áreas que tiene Chañares Herrados. Pero de todo lo prometido por las empresas, pagos extraordinarios con coparticipación a los municipios, inversiones y aumentos en las regalías, hasta ahora nada se ha hecho efectivo. Y lo peor es que no se sabe cuándo se hará.

El caso más evidente es el de YPF, la petrolera más grande y que concentra 16 de las áreas renegociadas por el Gobierno, ya que el acuerdo con esta empresa se firmó hace exactamente dos meses, el 6 de abril, y hasta ahora nada de lo acordado se ha puesto en marcha.

Primero, porque faltó documentación “secundaria”, como poderes y distintos permisos, por parte de la petrolera. Un incumplimiento que ya estaría solucionado desde hace un par de días, pero que hizo que se atrasara la firma del decreto oficial del Gobernador para darle legalidad al convenio y permitir su puesta en marcha, explicó a MDZ el director de Petróleo de Mendoza, Pedro Sánchez, antes de señalar que en el caso de YPF toda la documentación requerida ya está completa y que está siendo analizad en la Subsecretaría Legal y Técnica, dependiente de la Secretaría General de la Gobernación, desde donde se armará el decreto que luego deberá firmar el gobernador Jaque.

Lo que no pudo especificar Sánchez es cuánto tiempo más pasará para que salga el decreto de Jaque necesario para que empiece a aplicarse el acuerdo al que se llegó con YPF. Ni hablar del resto de las petroleras con las que ya se firmó, Chañares Herrados, o con las que queda aún por acordar como El Trébol (se firmará con ella la próxima semana), la china Sinopec, que compró Oxi, Tecpetrol y Petroquímica Comodoro Rivadavia, en ese orden, según adelantó el Director de Petróleo de Mendoza.

Al ser consultados, desde YPF evitaron hacer declaraciones al respecto y avalaron la versión oficial del asunto dada por el Gobierno.

Millones trabados

Pero como no está el decreto firmado, nada de lo que prometió al menos YPF hace dos meses se ha puesto en marcha. Y esto implica mucho dinero para Mendoza.

Como no está vigente el convenio, YPF no está obligada a pagar como acordó el 15% de regalías en vez del 12% que por ley se establece actualmente como alícuota. Tampoco se le puede exigir el compre mendocino ni que arranque con el plan de inversiones propuesto por U$S4.100 millones entre exploración y desarrollo de nuevos pozos.

Pero lo más urgente y que está despertando la ira de los municipios, ya que parte de este dinero va a ir directamente a las distintas comunas de Mendoza, es que no se ha podido poner en marcha el pago del “canon extraordinario” que YPF debe cancelar para lograr extender por diez años más la concesión que tiene sobre 16 de las áreas petroleras de Mendoza.

Se trata de U$S151 millones a cancelar por la petrolera al Estado provincial en 18 cuotas mensuales y consecutivas a partir de la publicación del decreto de Jaque que ordena la renegociación de los contratos de concesión. Se trata de cuotas mensuales de U$S8,38 millones (unos $34,52 millones por mes) cada uno, de las que Mendoza podría haber ya cobrado dos, pero que hasta ahora no se han podido poner en marcha. Tampoco se sabe cuándo se harán efectivas, aunque se estima que será “pronto”, según adelantó Pedro Sánchez, director de Petróleo.

MDZ