El Consejo Nacional de Transición (CNT) libio presentó en Abu Dabi un documento en el que plantea una transición “ordenada” hacia la democracia, que se desarrolle en cinco fases de forma “inclusiva, transparente y progresiva”. Mientras, el “ministro” del Petróleo y de Finanzas de la rebelión libia, Alí Tarhuni, anunció que la rebelión comenzará a producir “pronto” 100.000 barriles de crudo diarios.

Tarhuni habló ante la prensa poco antes de la apertura de una reunión en Abu Dabi del grupo de contacto sobre Libia, que se reunió por tercera vez para instalar un mecanismo concreto de ayuda financiera a los rebeldes. “Dentro de pronto vamos a comenzar a producir 100.000 barriles diarios”, dijo el rebelde, quien expresó la esperanza que la reunión “establezca un mecanismo financiero” de ayuda al Consejo Nacional de Transición (CNT), órgano político de la rebelión. “Si no, advirtió, esta reunión será un fracaso total”.

Por su parte, CNT libio presentó un documento durante la reunión del Grupo de Contacto, en el que plantea una transición “ordenada” hacia la democracia, que se desarrolle en cinco fases de forma “inclusiva, transparente y progresiva”.Además, concretó que las cinco fases de la transición deberían ser la actual de conflicto, un período de estabilización, otro para la construcción de instituciones políticas, una etapa de transferencia de poderes y una última de planificación y gestión.

Asimismo, el máximo órgano de representación de los rebeldes libios destacó la heterogeneidad de la sociedad libia y aseguró que su prioridad es la “cohesión nacional”, incluso en las zonas que todavía están bajo el control del coronel Muamar Gadafi.

El Consejo manifestó también su voluntad de que la sociedad civil se constituya como un poder ‘de facto’ en la nueva Libia y expresó su deseo de descentralizar el país y ceder poderes a los consejos locales, que se han organizado en las poblaciones liberadas y se encargan de tratar con los problemas de los civiles.

Esta es la tercera reunión del Grupo de Contacto sobre Libia tras las celebradas en Doha y Roma, y a ella acudieron la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, así como más de veinte ministros de Exteriores de distintos países, entre ellos la española Trinidad Jiménez.

Asimismo, están representadas organizaciones internacionales y regionales como la ONU, la OTAN, la Unión Europea, el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), la Liga Árabe y la Organización de la Conferencia Islámica.

Ambito.com