La petrolera española paga 56 millones para hacerse con el 100% de la filial de SeaEnergy. -Gas Natural estudia sumarse al proyecto

Repsol YPF ha cerrado un acuerdo para comprar la división de energía eólica marina de la compañía escocesa SeaEnergy, radicada en Aberdeen, lo que supone su entrada en este tipo de negocio. Según informa Bloomberg, la petrolera española pagará unos 50 millones de libras (56 millones de euros) por hacerse con los activos de la filial, con lo que pone un pie en el mercado británico de energía eólica marina, considerado como el mayor del mundo.

Gracias a esta operación, Repsol participará en el proyecto del Gobierno de Reino Unido de alcanzar una potencia de 13 gigawatios a través de los aerogeneradores situados en el mar de aquí hasta 2020.

Actualmente, SeaEnergy Renewables, que es el nombre de la filial adquirida por Repsol, participa en el desarrollo de tres parques eólicos marinos en aguas de Escocia. Su capacidad se eleva a 3,125 megawatios, de los que SeaEnergy gestiona 781. Tras vender la filial, SeaEnergy se centrará en el negocio de la extracción de petróleo a través de plataformas marinas.

Junto a Repsol, Gas Natural también ha manifestado su interés por sumarse a la operación. Según ha indicado la gasista a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), contempla llegar hasta el 50% de su capital. Para ello, Gas Natural esta “sujeta a las correspondientes autorizaciones de las autoridades británicas”, ha advertido la gasista en su nota.

Gas Natural está “estudiando incorporarse y podría participar hasta con un 50% en los proyectos de desarrollo de parques eólicos offshore (fuera de la costa, literalmente) en el Reino Unido de la empresa británica de energías renovables SeaEnergy, adquirida por Repsol”, según el comunicado.

Las acciones de SeaEnergy se han desplomado hoy un 44% en Bolsa, su mayor descenso desde 2004. No obstante, según fuentes de la empresa, este descenso se explica por la recogida de beneficios de los inversores, ya que el valor de sus títulos se han casi triplicado en el último año. Las acciones de Repsol YPF se han dejado un 0,66%.

El País