INAUGURAN UNA PLANTA QUE AMPLIA EN 14 POR CIENTO LA OFERTA DE GAS

La planta regasificadora inaugurada en Escobar permitirá ampliar la oferta residencial en invierno y abastecer las necesidades industriales, particularmente en el núcleo del sur de Santa Fe y norte de Buenos Aires.

La presidenta, Cristina Fernández, inauguró ayer una planta regasificadora en Escobar, construida en forma conjunta por Enarsa e YPF, que ampliará la oferta de gas en un 14 por ciento, según estimaciones oficiales. También oficializó la finalización de las obras portuarias vinculadas a la nueva planta, que constan de un gasoducto de 35 kilómetros y el posicionamiento del buque regasificador. Las instalaciones permitirán importar, en una primera instancia, alrededor de ocho millones de metros cúbicos de gas natural licuado (GNL), aunque la cifra podrá ascender hasta los 18 millones. Demandó un desembolso de 680 millones de dólares, del cual se hicieron cargo en partes iguales la petrolera y la empresa de energía estatal. La obra permitirá, a su vez, abastecer de gas a las centrales de General Belgrano, en Santa Fe, y General San Martín, en Campana.

“Esta nueva inyección de gas nos va a permitir sostener el nivel de crecimiento de la industria y también darle gas a la gente para que tenga para calefaccionarse durante el invierno”, aseguró la Presidenta. CFK estuvo acompañada por el ministro de Planificación, Julio De Vido, quien precisó que “tras seis meses logramos hacer los 35 kilómetros de gasoducto, el puerto, más el buque de última tecnología. Esta obra incrementó en un 50 por ciento la capacidad de Argentina en gas natural licuado”. El funcionario destacó que la planta “también va a servir en la temporada invernal a los efectos de mantener las presiones que tanto reclaman los vecinos y los usuarios durante los meses de junio, julio y agosto”. “Las obras son indispensables para acompañar el crecimiento sostenido de la economía del país”, agregó.

La planta inaugurada ayer utiliza un mecanismo muy similar al que funciona en las instalaciones de Bahía Blanca desde 2008, donde se procesan ocho millones de metros cúbicos de GNL importados desde distintos destinos. Los buques regasificadores y la importación de ocho millones de metros cúbicos de gas natural desde Bolivia permiten complementar la producción local, que según los datos de la Secretaría de Energía retrocedió 8 por ciento entre 2003 y 2010, llegando ahora a unos 120 millones de metros cúbicos diarios de gas natural. La planta de Escobar permitirá importar otros ocho millones de metros cúbicos de GNL.

Desde Planificación resaltan “la ubicación estratégica del nuevo puerto”. “La nueva terminal es única en el mundo, por estar situada en un río de aguas poco profundas –el Paraná de las Palmas–, pero en el corazón de la producción agraria de la Argentina y muy cerca de las centrales San Martín y Belgrano”, explicó De Vido.

Página/12