Sectores de la Cuenca del Golfo San Jorge afectados por la parálisis petrolera que atraviesa el norte de Santa Cruz -producto de las huelgas y piquetes de diverso pelaje- salieron a pedir al Gobierno nacional un urgente encuentro de la Mesa de Diálogo Petrolero, en pos de avanzar en medidas que permitan solucionar o aliviar el tenso escenario.

En esa línea, trascendió que esa reunión podría concretarse entre mañana y pasado en la ciudad chubutense de Comodoro Rivadavia, a instancias del Ministerio de Planificación Federal que conduce Julio De Vido, aunque esa postal no fue confirmada ayer oficialmente.

En rigor, el encuentro estaba previsto antes de la crisis -como parte de un calendario de desembarcos por distintas provincias-, pero ahora la cumbre cobró renovada importancia por la tensa situación que atraviesa la provincia donde ejerce localía Cristina de Kirchner.

En esas citas se reúnen representantes de los gobiernos nacional y provinciales, además de titulares de gremios y empresarios.

La región viene siendo azotada desde el 1 de abril pasado por una cadena de huelgas y bloqueos a yacimientos por parte de trabajadores petroleros, desocupados, vigiladores y, ahora, docentes.

Por esta razón, se encuentra paralizada la producción en el norte santacruceño y ya hay una operadora -Sinopec Argentina, de capitales chinos- que suspendió esta semana las operaciones en esa provincia por las protestas.

La herramienta de la Mesa de Diálogo Petrolero fue creada por el Gobierno nacional a fines de 2010 y debutó con el mal trago de la protesta petrolera de abril pasado en Santa Cruz, que se extendió durante 26 días.

En el caso de la crisis de la Cuenca del Golfo San Jorge, las urgencias son varias y van desde el freno a las actividades que sufren operadoras y, por ende, empresas contratistas de Santa Cruz y Chubut (con impacto en pérdidas millonarias y puestos de trabajo), hasta los reclamos puntuales de trabajadores del sector hidrocarburos, que de hecho tienen intervenido su gremio en Santa Cruz.

En este marco, el Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Chubut, que conduce Mario Mansilla, propondrá la creación de un Fondo Común Solidario, conformado por «aportes petroleros» para engrosar los salarios de los maestros de Santa Cruz y Chubut, como contribución para aliviar la crisis.

Ambito.com