La industria de los Biocombustibles sigue creciendo y promete abastecer al mercado interno cada vez con más fuerza.

La liberación de los precios cayó muy bien en los empresarios y la capacidad instalada opera muy cerca del límite. Afirman que se podría aumentar la participación en la mezcla con gasoil sin inconvenientes.

Una de las propuestas que había realizado el Gobierno Nacional para paliar el déficit de abastecimiento que sufre el país fue la creación de programas de fomento para la producción de energías alternativas. Aunque no son una solución de fondo a la crisis actual, los Biocombustibles generan un puñado de expectativas para frenar los faltantes en las estaciones de servicio.

Quizás sea en el gasoil quién mayor esperanza despierta. El director ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles, Claudio Molina, anticipó que hay producción disponible para incrementar el corte hasta un 10 por ciento. “Con los niveles de crecimiento que se estiman y los volúmenes productivos que hoy manejamos estamos en condiciones de garantizar un aumento en la proporción de Biodiesel”, explicó. “Hay inversiones en curso que permitirán aumentar la capacidad instalada a un nivel cercano a 3,6 millones de toneladas hacia fin de año”, confió Molina a este medio.

Sin embargo por el lado de las naftas, el ejecutivo informó que no se está respetando el corte obligatorio del 5 por ciento. “Falta etanol para cumplir con la reglamentación”, indicó. De todas maneras, se mostró optimista ya que la zafra azucarera promete una buena cosecha para el último tramo del año. “En los últimos meses probablemente podremos cumplir con la mezcla”, especuló el directivo. “El año próximo se superará dicho objetivo, por la puesta en funcionamiento de nuevas destilerías de etanol, que procesarán otras materias primas, como maíz, que estarán operativas en 2012 y 2013”, anunció.

Si bien hoy no son un factor determinante en el abastecimiento nacional, en los próximos años podría aumentar su incidencia energética como ha ocurrido en otros países. A largo plazo se cree que la mezcla de los Biocombustibles podría significar el 20 por ciento de los líquidos. La liberación de precios cayó muy bien en el sector y fomenta nuevas inversiones que tendrán diversos destinos. Si bien el mercado interno es atractivo, la exportación de Biocombustibles es una opción muy importante para las empresas porque pagan retenciones más bajas que los aceites. Así se explica porque Argentina se ubica 4º en el podio de los países que más exportan. (Fuente: Surtidores)

Petrolnews