COMENZO LA OPERATORIA DE CONTRATOS DE FUTUROS CON EL PETROLEO EN EL MERCADO LOCAL

Esta semana se lanzó la primera operatoria de contratos de futuros de petróleo en el país. Se cursarán a través del mercado bursátil rosarino. El mínimo operable es equivalente a diez barriles de crudo tipo WTI.

Por Cristian Carrillo.- La alta volatilidad en los precios de las materias primas permite a los inversores realizar suculentas ganancias. Los corredores bursátiles del mercado local no quisieron estar fuera de esa oportunidad. Esta semana se lanzó la primera operatoria de contratos de futuros de petróleo en el país. Se cursarán a través del mercado bursátil rosarino. Las transacciones a plazo permiten cubrir a las partes intervinientes de los vaivenes de precios, además de especular con cambios de tendencias. Antes de fin de año se lanzarán también futuros sobre plata, soja con cotización en Estados Unidos y cupones de PIB.

A casi tres años del desenlace de la peor crisis internacional desde el crac del ‘30, las piezas en el tablero financiero todavía siguen sin acomodarse. En ese mundo convulsionado, los commodities se presentan como una alternativa rentable para los financistas, aunque también como un posible foco de generación de la próxima burbuja. El oro encabeza el ranking de preferencia de inversores, y la Argentina comenzó desde el año pasado a operar contratos de ese activo y hoy tiene mayor cantidad de órdenes sobre esta opción que del futuro de dólares. En el podio internacional de inversiones le siguen el petróleo y las materias primas agropecuarias, sobre los cuales el mercado local no operaba.

El precio del barril (159 litros) de petróleo West Texas Intermediate (WTI) se ubicaba en 25 dólares en septiembre de 2003. Desde abril de 2006 fue superando mes a mes su propio record. El último precio máximo se registró el 11 de julio de 2008, al cotizar 147,25 dólares el Brent –proveniente del Mar del Norte– y 146,90 dólares el WTI. Actualmente oscila entre 90 y 100 dólares. Para aprovechar las posibilidades de inversión que dejan estos recorridos, en la Argentina se lanzó la operatoria a futuro sobre ese commodity. Esos contratos, que cotizan en dólares, no suponen entrega física del fluido, y su liquidación se realiza entregando o recibiendo los dólares en efectivo que cubran la diferencia entre el precio original pactado y el precio de ajuste final al que se haya terminado negociando el barril de WTI, que se usa como subyacente, a seis o doce meses de plazo.

El nuevo contrato busca acercar a este tipo de operatoria no sólo a las empresas relacionadas con el sector o cuya actividad es dependiente del crudo –para evitar probables descalces por variaciones de precios que impacten sobre su caja–, sino a los inversores interesados en operar con esta materia prima, explicaron a Cash directivos del Rofex, entidad encargada de la operación de estos futuros. Los contratos tienen como activo subyacente. El mínimo operable es equivalente a diez barriles de crudo tipo WTI, que a los valores de cierre del viernes supone 923,50 dólares. Según confirmó el gerente general del Rofex, Diego Fernández, los próximos contratos se realizarán sobre Soja Estados Unidos, plata y Cupón PIB.

Los contratos a futuro fueron creados para cubrir a las partes ante la incertidumbre de precios. Sin embargo, en los últimos años tuvieron el efecto contrario. En el caso del petróleo, por ejemplo, su precio hoy no tiene ninguna relación con el suministro, la demanda y la oferta. Buena parte del precio de crudo es pura especulación guiada por el sistema financiero. En un informe del comité de investigación del Senado estadounidense se afirma que existe evidencia de que “la gran cantidad de especulación actual aumentó significativamente los precios”

Página/12