La Conferencia – debate sobre “El problema del Sahara Occidental, ¿un conflicto de descolonización?” a cargo de Mohamed Salem Bachir (Embajador en Misión de la República Saharaui) y del Abog. Gustavo Gabriel López, prevista para  Lunes 27 de junio 19.30hs  en la cátedra de Geografía Política y Geopolítica de la carrera de Geografía, Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTReF), fue suspendida por orden de las Autoridades de la Universidad.

Dicha suspensión no puede tener otro motivo que las presiones marroquíes.

Las fuerzas democráticas argentinas, los defensores de Derechos Humanos, los amantes de la Paz y la Justicia, no pueden ser cómplices de los que quieren silenciar e incomunicar al pueblo saharaui, sobretodo en un país como la República Argentina conocido por su defensa de los Derechos Humanos, y representativo de todas las sensibilidades políticas, que luchan por el respeto, garantía y promoción de los Derechos Humanos.

Marruecos es una fuerza ocupante del Territorio de Sahara Occidental, no solamente contra la voluntad del pueblo saharaui, pero también contra la voluntad de la Comunidad Internacional.

Sus fuerzas de seguridad cierran a cal y canto los territorios Ocupados para la prensa extranjera y los observadores internacionales, mientras se cometen todo tipo de atrocidades con una velocidad vertiginosa, miles de personas han sido detenidas, entre las cuales cientos murieron en las cárceles marroquíes, otras cientos desaparecieron, hechos tan tristemente similares, sino idénticos y repudiables en la historia reciente de Argentina.

Hay que informar en Argentina, en Latinoamérica y en el Mundo de forma puntual, sistemática, rigurosa, desde el compromiso serio con la verdad, de las graves  violaciones de los derechos humanos que padece el pueblo saharaui. Hay que apoyar activa y seriamente los esfuerzos de la Comunidad Internacional.

Y hay que denunciar a los que le hacen el juego a la Ocupación ilegal, a quienes colaboran activa o pasivamente, directa o indirectamente con el régimen marroquí y con la manipulada y controlada agenda informativa que este quiere imponer. Nadie debe estar callado.

El silencio es, más que nunca, complicidad.

LA ÚNICA ARMA DEL PUEBLO SAHARAUI: LA PALABRA.

COMITE DE AMISTAD CON EL PUEBLO SAHARAUI

Buenos Aires, 28 de junio de 2011