El primer grupo petrolero español, Repsol YPF, anunció ayer el descubrimiento de un nuevo yacimiento en aguas profundas frente a las costas de Brasil, en el marco de un consorcio con la rusa Statoil y la brasileña Petrobras.

“Repsol confirma el descubrimiento de dos niveles de petróleo de buena calidad en el pozo exploratorio de Gávea”, afirmó la petrolera española en un comunicado.

Este pozo de Gávea, que sería “el principal realizado en la cuenca de Campos”, se encuentra a unos 190 km de la costa de Río de Janeiro.

El pozo de aguas ultraprofundas ha sido perforado con el buque de última generación Stena Drillmax I bajo una lámina de agua de 2.708 metros y llega hasta una profundidad total de 6.851 metros.

“El consorcio está analizando los resultados obtenidos en el pozo antes de continuar con el proceso de exploración y evaluación del área”, agregó la misma fuente.

Repsol Sinopec (antigua Repsol Brasil, tras la entrada de la compañía china en el capital de la filial brasileña de Repsol) es la operadora y detenta un 35% de ese consorcio, del que Statoil detenta otro 35% y Petrobras un 30%.

En enero, Repsol Sinopec había anunciado el descubrimiento de otra reserva de crudo de alta calidad en aguas profundas en la cuenca de Santos, en el sureste de Brasil. En esa zona se encuentran las áreas de evaluación de Guará y Carioca, “dos importantes campos identificados por Repsol como proyectos clave que garantizan el crecimiento de la compañía”, había anunciado entonces.

Repsol tiene una importante presencia en América Latina y en los últimos años invirtió fuertemente en las actividades de exploración “offshore” en Brasil.

Clarín