SE LEVANTO EL BLOQUEO DESPUES DE 10 DIAS DE MANTENIDA LA MEDIDA POR INCUMPLIMIENTO DE LA EMLPRESA

Cuesta Chica, lugar del bloqueo en territorio del pueblo Qolla, en reclamo del cumpliento al convenio acordado con Nor Andino.

Por Equipo de Comunicadores ENOTPO.- Finalizada la jornada del día de ayer (jueves 30 de junio) las comunidades de San Andrés, Los Naranjos, Río Blanquito y Angosto del Paraní, nuecleadas en la organización “Tinkunaku”, cerraron un nuevo acuerdo con la empresa de gasoducto Nor Andino, después de mantener 10 días de bloqueo en Cuesta Chica, a 85 kilómetro al noroeste de la ciudad de Orán, sobre el acceso principal al territorio del pueblo Qolla, en el extremo norte de la Provincia de Salta.

El bloqueo había iniciado el 21 de junio por falta de cumplimiento, por parte de la firma Nor Andino, al convenio firmado entre la organización Tinkunku y la empresa suscripta en 1998, previo al trazado del gasoducto por territorio que atravieza dos comunidades, San Andrés y Los Naranjos. Entre los puntos que contempla el mencionado acuerdo se encuentran: El mantenimiento del único camino ancestral al territorio y a las comunidades; imnenización por el impacto ambiental, socila y por desvios futuros del trazado del gasoducto; no injerencia en los asuntos instuticinales de las comunidades; cumplimiento con el Plan de Medabac, Plan de Contingencia y los Estándares de Seguridad; puestos laborales para los habitantes de las comunidades afectadas, entre otos aspecto que no fuero cumplidos por empresa.

En díalogo con Manuel Apaza, vocero del Tinkunaku, relató las consecuencia que padecieron las familias de las comunidades por la falta cumplimientos al convenio acordado. “el 06 de marzo de 2006, en Trancas, a 10 kilómetros de San Andrés ubo una explosión producto de la rutura del caño por las grandes crecientes. Se vino todo el fuego por el agua. Eso como a las diez de la noche de repente se hizo de día a esa hora, pero por suerte no hizo daño a las casas y todas las familias vieron esa luz de la explosión. El otro fue en La Corniza, no me acuerdo en qué año y que se vió desde la ciudad de Orán. Esos son algunas de las consecuencias”, comentó el vocero.

Manuel también se refirió a la intromisión de los representes de la empresa en la institucional de las comunidades, sembrando divisiones entre los propios hermanos comuneros y desconociendo a la organización Tinkunaku. “Después de terminada la construcción del gasoducto la empresa trabajó normalmente, cumpliendo con las todas las normas de seguridad, respondiendo a los requerimientos de la organización; pero desúes de 2 años la empresa empezó a desconocer y a tratar de desvincularse del Consejo Directivo, y comenzaron a tratar con dos o tres personas de la comunidad El Naranjo, generando así una divisiones entre los lugareños y la organización. Desde entonces venimos bregando y luchando para que Nor Andino cumpla con el Convenio”, expresé el Apaza.

Asimismo, lamentó sobre la falta de mantenimiento del camino principal y ancestral, que es el único acceso al territorio. Mientras que tampoco la empresa tuvo intenciones de pactar algún tipo de indemnización o reparo a la comunidad por la construcción del tunel denominado “Mal Paso”, que tiene por objeto desviar el trazado inicial del gasoducto y está siendo construido arbitrariamente. “La actividad de la empresa produjo serios perjuicios al medio ambiente por la contaminación y por la destrucción de los cerros que hoy están todos desbarrancados, los bosques destruídos producto del trazado del gasoducto”, dijo el vocero.

Ante esta serie de imcumplimiento de la empresa, el Consejo Directivo del Tinkunaku realizó una serie de reunidones con diferentes organismos para determinar las responsabilidades. Así el 29 de noviembre en Buenos Aires se mantuvo una reunión con ENARGAS, Nor Andino, el INAI y el Tinkunaku donde claramente se dejo evidenciado que la responsabilidad de los impactos ambientales, sociales y el mantenimento de los caminos está estipulado en el convenio, y es responsabilidad de Nor Andino cumplirlo.

Finalmente, este jueves 30 de junio, se logró firmar un nuevo y ampliado convenio, donde además de los anteriores puntos se agregaron la implementación de 15 puestos laborales para las comunidades, desafectar de la empresa al administrador Fabián Ruíz por los atropellos y amenazas cometidos a las comunidades. Este nuevo acuerdo fue firmado por el Gerente de la empresa Nor Andino, Gabriel Marcus, el Consejo Directivo de las comunidades y el Consejo directivo del Tinkunaku. Este acuerdo motivó el lavantamiento de la medida de bloqueo que había iniciados el 21 de junio, llegando así a un final con resultados favorables para los hermnas Qollas de San Andrés, Los Naranjos, Río Blanquito y Angosto del Paraní.