El comisario Jorge Hassan, explicó que el hecho ocurrió después que se presentaron en la planta LH 3 para constatar legalmente la presencia de los manifestantes en el lugar. Aseguran que al salir, fueron interceptados y amenazados por un grupo de entre 15 y 20 personas. Petroleros desmienten los dichos y aseguran que es una maniobra política.

Personal policial de nuestra provincia aseguraron que fueron amenazados por trabajadores petroleros que mantienen el bloqueo en la planta LH 3.

De esta manera aumenta la crisis que vive zona norte de nuestra provincia. Recordemos que además de los trabajadores del petróleo, los obreros de la construcción mantienen un corte en la ruta provincial Nº 43 pidiendo volver a sus puestos de trabajo.

Por su parte, delegados petroleros señalaron “es toda una falacia que crea el Gobierno provincial para tapar todo lo que hizo el “Chaco” Segovia durante su mandato junto al Gobierno, además de las empresas”.

Desde los estudios de Tiempo FM, fue consultado el comisario Jorge Hassan y explicó “a las 20:40 se acercaron los vehículos policiales para realizar una constatación a distancia de cómo era la situación en LH 3. El móvil policial estaba ocupado por cuatro ocupantes, un oficial jefe y personal subalterno y móvil 506, (Chevrolet Corsa) con un oficial y dos testigos civiles femeninos ingresan sector planta deshidratadora LH 3”.

El integrante de la fuerza policial de nuestra provincia, señaló que cuando llegaron al portón de la planta, lográndose visualizar la cantidad aproximada de 15 vehículos con personas en su interior y como así adentro de la casilla ocupada por personal petrolero, que realizan medidas de fuerza y previo haberse establecido la permanencia en el lugar de los mismos, retornaron hacia la ruta nuevamente.

Amenazas

Luego de haber transitado la mitad del recorrido se observan movimientos de vehículos y una camioneta negra o azul, marca Ford Ranger que sobrepasa al personal a gran velocidad y detiene su marcha logrando atravesar y “cortando la marcha de los móviles policiales, descendiendo un hombre que resulta ser integrante del gremio petrolero, que fue reconocido como Juan José Costa, quien en forma amenazante se dirige al personal policial expresando: “¿Por qué vienen a incitar a la violencia? La próxima vez ustedes no salen de acá con vida y esto habla a las claras de una total impunidad de cómo se maneja. Luego el señor Oñate (delegado petrolero) se bajó de un vehículo para intentar calmar la situación”.

El comisario Hassan relató en nuestro medio que divisaron tres vehículos que llegaron al lugar y descendieron entre 15 a 20 personas encapuchadas con palos y una persona que dirigía al grupo que constantemente se ocupó de amenazar al personal policial, siendo reconocido como Víctor Manuel Oñate, diciéndole a los efectivos “no queremos ver a la policía por este lugar, la próxima vez no salen con vida y dio la orden al grupo de personas que rodearon a los policías de que los dejen salir por esta vez y la próxima que no salían del lugar”, tratando el personal de apaciguar los ánimos, para no llegar a un enfrentamiento por verse superados numéricamente.

Luego, el ocupante de la Ford Ranger que fue identificado como Costa, quien había obstruido la salida a la planta y continuaba amedrentando para que el personal policial reaccionara, lográndose en todo momento evitar tal circunstancias, dejándose constancia que solamente se concurrió al sector como medida preventiva de seguridad y dando cumplimiento a una orden judicial de constatación de la efectiva presencia del grupo petrolero apostado con medida de fuerza frente a la planta de mención, quienes hasta el momento nunca acataron la orden de desalojar el lugar.

Para finalizar, contaron que esta persona sube a su rodado y despeja la salida, procediendo los uniformados a retirarse del lugar, no resultando lesionado, como así los móviles oficiales no resultaron con daños, en tanto conforme situación acaecida se recepcionaron las correspondientes denuncias judiciales por las amenazas vertidas y obstrucción a cumplimiento de orden emanada por sede judicial interviniente, a la totalidad del personal policial.

Finalmente, el Comisario sostuvo que las fuerzas que representan no recibieron ninguna orden judicial a fin de desalojar a los trabajadores que mantienen el bloqueo, “sabemos que es un rumor que ellos plantearon para sumar más gente a sus reclamos”.

Tiempo Sur