El prolongado conflicto gremial en Santa Cruz por parte de trabajadores petroleros aceleró durante el primer cuatrimestre la caída de la producción de gas y petróleo, destacó en un informe el Instituto Argentino de Energía General Mosconi

El reporte asegura que la variación interanual de la producción petrolera incrementó su caída “pasando de una tasa que se había estabilizado alrededor del 2,4% desde diciembre pasado, al 4 como consecuencia del derrumbe de la producción en abril, del orden del 19 por ciento”.

El estudio indica que “durante el primer cuatrimestre del año la oferta de petróleo y gas natural mantuvo la tendencia que viene presentando en los últimos tiempos, con una constante caída de la producción en términos interanuales”.

“En estas circunstancias las condiciones de abastecimiento al mercado interno aparecen comprometidas para el período invernal en todo el abanico de productos energéticos, con las consiguientes tensiones que ello producirá”, indica el IAE.

El reporte asegura que “la producción de petróleo continúa cayendo a tasas crecientes, producto de la alta conflictividad en la zona de yacimientos, cuyos efectos se agregan a la caída por declinación que se venía observando en los últimos meses y la ausencia de nuevos descubrimientos”.

Río Negro