Lo informó Rafael Correa, asegurando que lo hace ante el peligro de que se desate otra crisis financiera. Indicó que la decisión final sobre el seguro la tomará a finales de julio, cuando se prevé que la Organización de Países Exportadores de Petróleo -Ecuador es miembro- emita informe sobre la situación del mercado del crudo

El Gobierno de Ecuador analiza la posibilidad de adquirir un seguro petrolero para garantizar un precio mínimo en sus exportaciones de crudo, ante el peligro de que se desate una nueva crisis financiera internacional.

Así lo informó hoy el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, en su habitual informe de los sábados, en el que admitió que a su Gobierno le tiene “muy preocupado” la crisis en Grecia y la situación financiera en Estados Unidos.

El mandatario indicó que la decisión final sobre el seguro la tomará a finales de julio, cuando se prevé que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) -del cual Ecuador es miembro- emita un nuevo informe sobre la situación y proyecciones del mercado del crudo en el mundo.

“Vamos a esperar ese informe y tomar las decisiones del caso”, reiteró Correa, tras señalar que su Gobierno está asumiendo la situación “con mucha responsabilidad”.

“Dios no quiera que haya una crisis en Europa, en EE.UU., fuerte demandante de petróleo”, dijo Correa, porque ello podría generar una caída dramática en el precio del crudo, que actualmente ronda los 100 dólares por barril.

Por eso el seguro permitiría garantizar un precio mínimo de 70 dólares por cada barril de crudo ecuatoriano y, si cayera más allá de esa barrera, el seguro pagaría al país la diferencia, explicó.

Sin embargo, insistió en que “se decidió esperar hasta la tercera semana de julio, porque ya se está terminando el informe semestral de la OPEP”, cuyo contenido será clave para determinar si se adquiere o no el seguro.

Para el gobernante izquierdista, que es economista de profesión, la situación en Grecia y los problemas de liquidez en EE.UU. podrían desatar una nueva crisis internacional, según él, generada por la aplicación de políticas neoliberales.

“Es novela conocida en América Latina los paquetazos (programa de ajustes) del Fondo Monetario” Internacional, como el que aplica en Grecia, aunque “no al Gobierno, al pueblo griego”, opinó Correa.

Ese programa busca en Grecia, según Correa, “generar excedentes para pagar la deuda, eso es todo, cuando lo lógico sería una moratoria planificada de la deuda. Pero eso afecta al gran capital y eso es pecado” para los neoliberales, apuntó.

“Nos tiene muy preocupados que esa crisis (en Grecia) se pueda extender. EE.UU. tiene también grandes dificultades” de liquidez y créditos, por lo que el presidente Barack Obama “está luchando durísimo con el Congreso para que permita aumentar el nivel de deuda”, señaló Correa.

Para él, “la economía ortodoxa es torpe, acrecienta la crisis” porque se basa en una lógica financiera, que en momentos críticos encarece los créditos y los limita para evitar riesgos.

Correa dijo que es partidario de aplicar, en este tipo de circunstancias, una “lógica de desarrollo” que, “cuando uno está caído, te ayudo a levantar”.

MDZ Online