Es en el interior. Afectará al movimiento turístico. Impactaron las protestas gremiales en el sur, y las petroleras dicen que la situación tardará en normalizarse. Se da en medio de un alza de la demanda

Marcelo Canton | iEco

De Mendoza a Córdoba, de Salta a Rosario, los faltantes de nafta se multiplican. Son esporádicos en la Capital y el Gran Buenos Aires, pero importantes en el interior del país. Y la situación promete extenderse en el tiempo: las petroleras creen que el abastecimiento no se normalizará antes de las próximas vacaciones de invierno, con lo que impactará en el turismo invernal.

La demanda de nafta no para de crecer . “En los primeros cinco meses del año, y respecto a 2010 -dijeron voceros de YPF- la venta de combustible creció en todo el mercado un 6,2%, y en nuestro caso concreto, un 10,1%”. En Petrobras, por tomar otra empresa, tuvieron un alza de la demanda del 7,6%. Pero la producción, en lugar de crecer, cae.

“Fue por los conflictos gremiales en el sur , que terminaron esta semana, pero que siguen golpeando fuerte en el abastecimiento”, dicen los técnicos del sector. Concretamente, las refinerías de YPF, que abastecen el 60% del combustible del país, y que habitualmente funcionan al 100% de su capacidad, hoy están operando al 80% por faltante de petróleo . Es el petróleo que no se produjo en Santa Cruz por el paro de los obreros petroleros, primero, y por los bloqueos docentes, luego.

Ante esa situación, comenzaron en las últimas semanas faltantes de combustibles en el noroeste del país: Misiones, Chaco, Formosa. Luego se fueron extendiendo a Salta, Santiago del Estero, Córdoba, Jujuy. Y recalaron también en San Luis, Mendoza, San Juan. Hubo algunos faltantes puntuales en la provincia de Buenos Aires, pero mayormente no se vieron estaciones de servicio con mangueras cruzadas en Capital Federal y Gran Buenos Aires.

Sin embargo, ante esa situación, en Esso dicen “nosotros no tenemos problemas ”. En Petrobras también niegan que les falte combustible . Y voceros de YPF desmintieron que “haya desabastecimiento en la red de estaciones de servicio de la compañía que es la mas grande del país”.

Más allá de si hay faltantes o desabastecimiento, los petroleros reconocen que los paros en el sur les generaron problemas en el flujo de crudo y que, así, la producción es menor. La pregunta clave es c uánto tiempo tardarán en normalizar la producción , ahora que el paro gremial ya terminó. “ En 10 días la situación debería estar volviendo a la normalidad”, dijeron en una petrolera. “Estimamos que serán tres semanas a un mes ”, dijeron en una compañía de mayor porte aún. “Esos plazos son optimistas, tardarán más de un mes en ponerse en marcha otra vez”, dijo un especialista del sector. Cualquiera sea el plazo, los faltantes afectarán el desplazamiento turístico de las familias del interior en cuyas provincias ya comenzaron las vacaciones de invierno. Y también a los porteños y bonaerenses, que disfrutarán del receso el viernes 15.

En 10 días, en tres semanas o en un mes, según sea el enfoque, los petroleros esperan volver a la situación imperante antes del paro petrolero, a como funcionaba el sistema a fines de marzo . Pero tampoco entonces la situación era óptima. Cabe recordar, como ejemplos, las dificultades que hubo con el abastecimiento de combustibles en Semana Santa o, antes, en los fines de semana largos de Navidad y Año Nuevo pasados.

– ¿Este es un problema estructural, el desabastecimiento vino para quedarse? , preguntó Clarín al ex secretario de Energía Jorge Lapeña – Si, lo es. En la medida que no se frene la caída de producción de petróleo y no se amplíe la capacidad de refino, con el crecimiento de la demanda, los faltantes serán estructurales, respondió.

Es que la situación tiene dos ejes que no cierran. Por un lado, según datos de la secretaría de Energía, hoy la Argentina produce alrededor de un 8% menos de nafta que en 1994 (6,7 contra 6,2 millones de m3/año). Pero en aquel momento en el país había un parque automotor de 3,4 millones contra los actuales 9,4 millones . Por diferencias de precios con el mercado externo, difícilmente el faltante se compense con importaciones. Sin embargo, en los primeros meses de 2011 ya se importaron 106 mil m3 de nafta , apenas para cubrir una semana de demanda nacional. El año pasado había sido el record histórico de importación: 140.000 m3, pero en 12 meses.

iEco