Este año las operadoras prevén invertir más del 14 por ciento de sus desembolsos en la búsqueda de nuevos yacimientos en la provincia. En los últimos 7 años no llegaban al 10%. Se espera que este año se inviertan en Neuquén unos 167 millones de dólares en exploración. La mayoría se destinará a reservorios no convencionales

Las inversiones petroleras en la Cuenca Neuquina se comienzan a recuperar luego de la caída estrepitosa de 2009, cuando los efectos de la crisis financiera internacional paralizaron la actividad.

Este año las petroleras planean desembolsar unos 1.170 millones de dólares en la provincia, con los cual se acercaría a los niveles anteriores a la crisis. Según datos de la Subsecretaría de Hidrocarburos, Energía y Minería de Neuquén, en 2006 se invirtieron 1.031 millones de dólares y en 2007 alcanzaron los 1.290 millones. El máximo para los últimos siete años se produjo en 2008 con 1.446 millones de dólares.

Mientras que en 2009, en plena crisis, las inversiones se redujeron a la mitad (797 millones), y el año pasado comenzaron a recuperarse (876 millones), y este año se espera que superen los niveles de 2005 y 2006.

Pero el dato más importante son los montos que se destinan a la exploración, tarea fundamental para hallar nuevos yacimientos en una cuenca madura y en declinación.  Para este año se esperan inversiones en la búsqueda de gas y petróleo por encima de la media de la última década.

Entre 2005 y 2008 las operadoras destinaron de un 7 a un 10 por ciento de sus desembolsos a la exploración. Mientras que el año pasado aumentaron al 12,2 por ciento y este año alcanzará el 14,3 por ciento.

El subsecretario de Hidrocarburos de Neuquén, Héctor Mendiberri, destacó que “este año el presupuesto para exploración que han destinado la mayoría de las empresas ha sido muy superior a los años anteriores”, y señaló “día a día se están produciendo nuevos descubrimientos”.

Indicó que la exploración se ve estimulada por el interés en los yacimientos no convencionales, tanto de petróleo (shale oil), como de gas (shale gas y tight gas sand).

Añadió que se están haciendo pozos estratégicos, lo que permitirá al finalizar el año tener un panorama de la actividad.

Estímulos económicos

Los hidrocarburos de este tipo de reservorios tienen una cotización más alta en el mercado interno gracias a los programas Gas Plus y Petróleo Plus, que pretenden incentivar la exploración para reponer la fuerte caída de reservas que tuvo el país en los últimos años.

Se espera que este año se inviertan en Neuquén unos 167 millones de dólares en exploración, un 33 por ciento más que en 2008, cuando se empezaron a implementar los incentivos Plus dictados por Nación.

Mendiberri explicó que para explotar los yacimientos no convencionales se perforan “pozos muy caros, que tienen costos de alrededor de 10 millones de dólares cada uno, porque necesitan fracturas muy complicadas”. Agregó que “se están dando resultados muy buenos, muy productivos, pero no se sabe si se expanden en una superficie muy grande o si están en una superficie chica”, por lo que se espera hasta desarrollar algunos pozos más.

“La empresa Apache está haciendo también descubrimientos muy importantes, está perforando un pozo profundo en el área de La Calera, que está próximo a terminar y la empresa YPF también está perforando algunos pozos en la zona norte, otras empresas en la zona oeste, que es una zona que hace mucho que no se perfora, así que en realidad en el escenario de perforación vamos muy bien”, dijo y aseguró que “se está invirtiendo mucha plata, por lo que esperamos que sean tan buenos como los que estamos logrando hasta ahora”.

El funcionario agregó que “realmente las perspectivas son muy optimistas. Necesitamos un mayor precio para el gas, para que estos yacimientos sean desarrollados en forma sustantiva; pero una vez que logremos esto, dada la necesidad de gas que tiene el país, seguramente se van a ir cumpliendo los pronósticos de una actividad exploratoria y de desarrollo en pleno muy superior a la actual y a la de años anteriores”.

La Mañana Neuquén