Enrique Eskenazi reconoció el problema y lo atribuyó al crecimiento del parque automotor

Un día después de que el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, negara el problema, la petrolera YPF -que expende 6 de cada 10 litros de combustible en el país- reconoció que hay desabastecimiento y lo atribuyó al fuerte incremento en las ventas de automóviles.

Las declaraciones fueron formuladas por el vicepresidente de la compañía, Enrique Eskenazi, durante una visita a la ciudad de Santa Fe.

“Creo que el desabastecimiento existe. Eso quiere decir que tenemos que responder más rápidamente a la multiplicación del parque automotor y a la mayor actividad agropecuaria”, dijo Eskenazi a un grupo de periodistas, en declaraciones reproducidas por la agencia Reuters. El empresario encabeza el Grupo Petersen, que tiene el 25% de la petrolera controlada por la española Repsol y está a cargo de su gerenciamiento.

Agregó Eskenazi: “El país sigue produciendo cientos de miles de coches y las refinerías están al tope. Se está trabajando al 100 por ciento. Lo que ocurre es eso [la escasez]; es algo inusual y tiende a ser menor”.

En las últimas semanas se incrementaron los problemas de automovilistas y transportistas para conseguir nafta y gasoil, especialmente en el interior del país. Además de las largas colas en las estaciones, hubo cupos máximos y quiebres de stock. De Vido intentó anteayer negar la situación calificándola de “problemas de logística en la punta de las redes”, y culpó a los medios por magnificar el problema.

Ayer, el secretario de Energía, Daniel Cameron, dijo a los integrantes de la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (Adpra) que en las próximas semanas terminará de normalizarse el abastecimiento de combustibles. En un comunicado de Adpra, se señala que Cameron “anunció que el año próximo la producción de gasoil aumentará en el país 360.650 metros cúbicos y la de motonaftas, 377.500 metros cúbicos, con una inversión prevista de 294 millones de dólares, en el marco del programa Refino Plus”.
Causas

Además del crecimiento en el parque automotor y la casi nula capacidad ociosa de las refinerías del país, los expertos señalan que la escasez de combustibles también está relacionada con la serie de conflictos laborales que afectaron a la provincia de Santa Cruz (primero, de los trabajadores petroleros; luego, de los docentes), de donde se extrae cerca de un 20 por ciento de los 35 millones de metros cúbicos de crudo que se producen en la Argentina.

Eskenazi visitó Santa Fe en el marco de la presentación de los obras de ampliación del Cementerio Israelita Latino de esa ciudad, en un acto organizado por la DAIA, que contó con la presencia del presidente de esa institución, Aldo Donzis, y el intendente de Santa Fe, Mario Barletta, según indicó la empresa en un comunicado. “Estamos descubriendo petróleo y gas, asegurando las reservas para el futuro. Decididamente, es muy difícil ir a la par de la fabricación de los coches, como es muy difícil hacer los caminos que se necesitan para el incremento del parque automotor”, dijo el empresario, según el comunicado de YPF.

La Nación