INVERSIÓN DE TIERRA DEL FUEGO ENERGÍA Y QUÍMICA

Representantes del Gobierno chino siguen realizando gestiones para lograr que Nación autorice el ingreso al país de las maquinarias e insumos que TFEQ importó desde el país asiático para construir la planta de urea en Tierra del Fuego. Desde la empresa se indicó que las negociaciones “están bien encaminadas” y que se vendió en Chile parte de los materiales que fueron descargados en el puerto de Punta Arenas.

Transcurridos casi 4 meses desde el frustrado desembarco en el Puerto de Ushuaia de la carga que la empresa Tierra del Fuego Energía y Química había importado desde China para dar inicio a la obra de construcción de la planta de urea en el parque industrial “Las Violetas”, todavía la firma de capitales chinos no logró la autorización del Gobierno Nacional para poder ingresar al país parte de los insumos y el equipamiento en cuestión.

Luego de reiterados y frustrados intentos por obtener alguna precisión sobre el tema por parte de la empresa, en el día de ayer el director de TFEQ, Fernando Lin, señaló a EDFM que a lo largo de este tiempo se han seguido “manteniendo reuniones entre el gobierno Chino y el gobierno Argentino” y que técnicos de ambas partes “están analizando toda la documentación (de la carga), están trabajando, hubo avances y está bien encaminado, pero la definición se esta demorado un poquito por el tema de las distintas elecciones que se están dando en la Argentina así que estamos esperando el anuncio”.

Lin precisó que, por la información con la que cuenta, no cree que se “nos autorice ingresar todo lo que habíamos traído, sobre todo aquellas cosas que se fabrican en la Argentina”. Si bien insistió que toda la carga enviada por mar hasta Tierra del Fuego, y luego redireccionada al puerto Chileno de Punta Arenas, podía ser importada sin restricciones a Argentina, dijo que desde la empresa se entiende el planteo del Gobierno nacional. Es más, señaló que como la intención no es generar ningún inconveniente en la relación “en Chile ya vendimos el cemento, parte del hierro y algunos otros insumos que habíamos traído desde China”, pero dejó en claro que la pretensión es que se dé el visto bueno para poder ingresar “los equipos, la maquinaria y los materiales que no se fabrican en el país, y que necesitamos para montar, lo antes posible, la planta en Río Grande”.

En ese marco, apuntó que a pesar de la demora “los trabajos siguen marchando”. Precisó que “estamos ordenando los planos de la obra civil para presentar en la Municipalidad (de Río Grande)” y que también se presentó ante la Dirección de Vías navegables el proyecto para la construcción del puerto en el predio de “Las Violetas”, que estimó “estará aprobado en 15 ó 20 días”.

Lin evitó dar precisiones sobre las razones que dieron por tierra con el primer intento de ingreso de la mercadería a la provincia, pero aprovechó para apuntar que “todo esta problemática nos costó –entre gastos portuarios, de profesionales que están trabajando en China y Argentina e intereses por los compromisos firmados en el exterior– más de 10 millones de dólares. Pero bueno, eso ya pasó, perdimos casi 4 meses, así que ahora queremos mirar hacia adelante, que todo se solucione rápidamente y podamos concretar el proyecto”.

Diario del Fin del Mundo