En el New York Mercantile Exchange, el barril de West Texas Intermediate para entrega en septiembre terminó en 99,59 dólares, un alza de 39 centavos en relación a la jornada anterior.

Mientras el riesgo de default en Estados Unidos sigue atormentando a los mercados, en medio de la tormenta, el metal precioso y el crudo siguen posicionándose como refugio para los inversores. De ahí que su cotización se dispara a niveles récords. La onza troy subió 0,3%, a U$S1.616,70, y de esta forma alcanzó un nuevo pico, mientras que el petróleo subió al final de la sesión hasta los U$S100,62, nivel no alcanzado desde inicios de junio, antes de replegarse bajo la barra psicológica de 100 dólares al cierre.

La onza troy subió 0,3%, a u$s1.616,70, y de esta forma alcanzó un nuevo récord. Los inversores se refugian en el metal precioso ante la incertidumbre por la deuda de EEUU.

El presidente Barack Obama advirtió ayer que no lograr un acuerdo para subir el límite de endeudamiento del país antes del plazo del 2 de agosto perjudicaría severamente a la nación, aunque sus palabras dieron pocas señales de que los legisladores alcanzarán un acuerdo en forma inminente, informa hoy el diario Ámbito Financiero.

No obstante, algunos analistas esperan que los congresistas republicanos y demócratas logren un acuerdo eventualmente para evitar una moratoria en la mayor economía del mundo, en una medida que presionaría las recientes ganancias del lingote en el corto plazo.

El descenso del dólar y las preocupaciones por los problemas de deuda soberana en la zona euro también ayudaron en la suba.

En tanto, los precios del petróleo terminaron en alza en Londres y Nueva York, sostenidos por el debilitamiento del dólar, al cierre de una sesión extremadamente volátil ante la incapacidad de los dirigentes políticos estadounidenses de alcanzar un acuerdo para evitar una cesación de pagos del país.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de West Texas Intermediate (designación del light sweet crude negociado en EEUU) para entrega en septiembre terminó en 99,59 dólares, un alza de 39 centavos en relación a la jornada anterior.

Vacilantes durante toda la jornada, los precios subieron al final de la sesión hasta 100,62 dólares, nivel no alcanzado desde inicios de junio, antes de replegarse bajo la barra psicológica de 100 dólares al cierre.

En el Intercontinental Exchange de Londres, el barril de Brent del mar del Norte con igual vencimiento ganó 34 centavos, a 118,28 dólares.

MDZ