En la firma sostienen que la medida judicial no impacta en la venta de títulos ya realizada.

El proceso de venta de las acciones de YPF que viene ejecutando Repsol desde principios de año se topó con una nueva resolución judicial que ha reflotado la controversia planteada entre los ex empleados y las autoridades de la petrolera.

Esta vez el disparador de la polémica que envuelve a las transferencias accionarias por casi US$ 3.000 millones que ha concretado Repsol en los últimos meses es un fallo de la Cámara de Apelaciones de Córdoba. Este tribunal confirmó la recusación del juez Mario Favero, que habían solicitado los ex agentes de YPF, luego de que éste suspendiera la prohibición de venta de las acciones que había dispuesto en febrero el primer magistrado de la causa, Armando Valentinuzzi. Así, para los ex empleados, los últimos traspasos accionarios serían nulos. En cambio, para la petrolera el fallo es solo una formalidad que no afecta las operaciones.

Para Ricardo Paz –uno de los abogados de la federación de ex agentes de YPF que reclaman ser reconocidos como accionistas– “con la confirmación del apartamiento de Favero, quedó firme la cautelar anterior, que prohibió el traspaso de acciones. Por lo tanto, todas las operaciones de venta que cerró Repsol a fondos norteamericanos y al grupo Eskenazi se volvieron nulas e inexistentes”. Paz sostuvo que, “según el código de procedimiento, la recusación de Favero convirtió en un acto inexistente la venta de acciones que había autorizado”. Desde marzo, Repsol vendió casi 32% de YPF.

En tanto, para YPF la resolución de los camaristas “es una formalidad y no afecta las operaciones de venta de acciones que fueron avaladas por los jueces Carlos Materson y Marcelo Filipi, que remplazaron a Favero”. Y agregaron que la interpretación que hacen los ex empleados es “una burda y flagrante mentira”.

Según los abogados de la petrolera local que administra el grupo Eskenazi, el levantamiento de la traba inicial que tenía la venta accionaria fue confirmado por los magistrados que se hicieron cargo de la causa. Además, indicaron que otro juez federal de Buenos Aires, Esteban Furnari, también autorizó la libre disponibilidad de las acciones, fijando como única limitación la tenencia de un 10% hasta tanto se resuelva el reclamo de fondo de 25.000 ex trabajadores que piden ser reconocidos como dueños del 10% de la empresa.

Repsol culpa a Argentina

Por culpa de los conflictos gremiales y sociales de Argentina y la guerra civil de Libia, Repsol registró, en el segundo trimestre del año, una caída del 10,9% en las ganancias, que totalizaron 579 millones de euros. Según la información suministrada a la Bolsa de Madrid, en Argentina el resultado de explotación de YPF en el último trimestre cayó 27,7% “a causa de las prolongadas huelgas registradas en el período y su efecto inflacionario sobre los costos”.

Los resultados de explotación del grupo cayeron tanto en el segundo trimestre (-24,2%, con un total de 1.111 millones de euros), como en el primer semestre del año (-9,4%, con un total de 2.722 millones de euros).

Clarín