Bolivia, el mayor exportador de gas de Sudamérica, confirmó que estudia la posibilidad de construir un gasoducto desde el noroeste de la Argentina con el fin de atender, entre otros planes, la explotación de sus gigantescas reservas de litio del salar altiplánico de Uyuni.

El ducto, de dimensiones aún no definidas, llevaría gas desde la provincia argentina de Jujuy hasta el departamento boliviano de Potosí, indicó YPFB Transporte, unidad de la corporación petrolera estatal YPFB, en una respuesta escrita a un cuestionario de Reuters. “A la etapa actual del proyecto se la denomina ‘de visualización’. Se está consiguiendo información sobre los potenciales requerimientos de la zona de influencia y proyecciones futuras de mercado, además de analizar todas las normativas y disposiciones vigentes”, señaló YPFB Transporte.

Según Terra, la firma dijo que falta definir si la Argentina vendería gas a Bolivia o sólo cobraría por el uso de su red interna de ductos, que empalmarían con la tubería que instalaría el país gobernado por Evo Morales en Potosí para abastecer a varias ciudades y a la futura industria de litio del salar de Uyuni, considerada la mayor reserva mundial de ese mineral ultra liviano. “Todo desarrollo de mercado de hidrocarburos tiene diferentes formas de atención en función al volumen a requerirse y definitivamente se tiene que optar por la solución más efectiva. A la fecha no está descartada ninguna opción”, expresó YPFB Transporte.

El Inversor Energético & Minero