Ante la llegada de topadoras que están realizando deslindes sobre 18 mil hectáreas en puesto El Teniente, a 30 kilómetros de Dragones, en el departamento San Martín, se teme que a futuro se desmonte todo lo que queda de bosque en ese lugar, en tanto se “cuadriculó” el terreno con deslindes, una acción que presume la acción de desmontar.

Así lo denunciaron las comunidades criollas e indígenas del lugar, al indicar que los deslindes ya están cerca. “Están sobre las cabezas de las familias”, indicó la abogada Haydee Toranzos a Nuevo Diario quien pudo apersonarse en el lugar y corroborar que este desmonte sería “inminente”. Mientras, las familias denunciaron que el territorio es disputado como suyo por Raúl Orelli. Según se indicó, en las tierras hay un puesto de una familia criolla, y también viven otros miembros de comunidades indígenas que hasta tienen un cementerio en este lugar.

En diálogo con Radio Nacional, Ramón Roca dijo al respecto que en la zona “está Macri, está Romero, está Botija”, todos “aliados para prácticamente sacarnos de los terrenos”. Roca sostuvo que los deslindes “pasan por el corral” de la familia Mazza, que se encuentra en el puesto. La situación ya ha generado denuncias contra los campesinos que luchan contra una acción que está prohibida desde 2007 por la Corte Suprema de Justicia, que decidió frenar los desmontes que se venían realizando con una medida cautelar.

Según indicaron, esta situación ya generó que los que dicen ser titulares registrales de las tierras los denuncien ante la Policía. Indicaron que aunque quisieron hacer las denuncias en la Comisaría de Dragones no se las tomaron, y por el contrario, los persiguen por detener las máquinas. Según lo sostenido por Fabián Fernández de la comunidad La Chirola (que es afectada por este desmonte, y no por el de Las Llanas, como se informó erróneamente), Orelli los habría denunciado ante la Policía de Dragones la semana pasada cuando ellos decidieron parar las máquinas del desmonte. Y si bien aún no fueron citados para declarar “nos han pedido los datos el viernes”, y los fueron a “identificar con una orden del juez”.

Ayer (17/08) , según se indicó, una comisión de Fiscalización del Ministerio de Ambiente se dirigía a la zona. “Los estamos esperando”, sostuvo Fernández ayer a la tarde, al ser consultado por la llegada de los funcionarios.

Nuevo Diario de Salta