Según los especialistas, para desarrollar yacimientos no convencionales se necesitan más de 30 años. Señalaron que las provincias ya deben pensar en cómo extender los plazos de las concesiones que vencen en 15 años

El desarrollo de los yacimientos no convencionales en Neuquén vislumbra una serie de obstáculos a superar, ya sean tecnológicos, legales, económicos o medioambientales.

Esos desafíos fueron el eje del debate ayer en las Jornadas de Producción, Transporte y Tratamiento de Gas organizadas por el IAPG y la SPE, que culminarán hoy en el Museo Nacional de Bellas Artes. Uno de los temas que se puso en relieve fue la necesidad de que se extiendan los tiempos de las concesiones.

Según Hugo Cabral, responsable del departamento legal de Capex, cuando un yacimiento convencional necesita un desarrollo de unos 6 años para recuperar la inversión, uno no convencional requiere más de 30 años.

“Las provincias deben estar atentas porque van a tener una tarea muy importante”, aseguró. Y agregó que “se deben revisar los tiempos vigentes de hoy”. En Argentina las concesiones son por 25 años más una opción de prórroga por 10 años más. En Neuquén, donde ya se renegociaron los contratos, la mayoría vence entre 2026 y 2027. De acuerdo al razonamiento de la industria, con esos tiempos, el desarrollo de los reservorios no tradicionales se hace imposible.

Suponiendo que el nuevo horizonte productivo despegue en cinco años en la provincia, a las empresas le quedarían 10 años para recuperar las inversiones y obtener ganancias, cuando necesitarían más de 30.

Riesgos ambientales

Otro tema que se debatió ayer es la cuestión ambiental. Los pozos de tight gas, shale gas y shale oil necesitan de estimulaciones para liberar el hidrocarburo atrapado, que consiste en fracturar la roca mediante la inyección de grandes volúmenes de agua, arena y químicos a muy alta presión. Cabral aseguró que la normativa ambiental que rige a la actividad “es de las más avanzadas del mundo” y que no se necesitan grandes cambios, sino aplicar las leyes.

El subsecretario de Hidrocarburos de Neuquén, Héctor Mendiberri, destacó que los acuíferos de agua dulce están alejados de los reservorios y que la Provincia “va a tener especial cuidado en que no se contaminen”. Además indicó que los ríos de la región tienen caudales que no sufrirán grandes impactos por el uso de las petroleras para las fracturas hidráulicas.

El funcionario expuso el potencial que tiene la provincia para el nuevo horizonte en la industria petrolera. Según un trabajo de la Subsecretaría, las formaciones Vaca Muerta y Los Molles tendrían más de 300 trillones de pie cúbicos (TCF en inglés) de recursos hidrocarburíferos no convencionales. Al realizar un cálculo conservador, Mendiberri calculó que el 10% podría transformarse en reservas, es decir 32 TCF, equivalentes a 896 millones de metros cúbicos de petróleo, casi el triple de todas las reservas de Argentina hoy.

El subsecretario informó que se producen unos 6 millones de m3 de Gas Plus por día en Neuquén y que el año pasado se perforaron 23 pozos en yacimientos no convencionales.

Según Mendiberri, el desarrollo de este tipo de yacimientos permitirá atraer inversiones, generar puestos de trabajo, sustituir la importación de gas que es mucho más caro, y recaudar más impuestos.

Son varias las empresas que ya implementan pilotos en yacimientos no convencionales en Neuquén. YPF, que es una de las que más ha avanzado, ayer informó que trabaja en shale oil y shale gas en Loma La Lata, en Añelo, donde ya perforó 13 pozos exploratorios, y opera 11 de desarrollo y 15 de work over (terminación). YPF ya tiene 30 pozos de shale gas con una producción de unos 650 m3 diarios.

Petrobras comenzó un piloto de tight gas en 2006 en el yacimiento Río Neuquén, en la formación Punta Rosada, donde ya perforó 9 pozos. En Argentina la firma brasileña apunta a ese horizonte.
Pluspetrol informó que el 20% de la producción del yacimiento Centenario es no convencional y que de ahora en más el objetivo en ese campo es sólo de tight gas. En los próximos dos años la empresa prevé perforar 12 pozos de shale y tight gas y 13 de shale oil.

La Mañana Neuquén