Desarrollan pozo en la formación Vaca Muerta. La firma Madalena contó experiencia en Coirón Amargo

No sólo las grandes “Players” están a la búsqueda de los yacimientos no convencionales de petróleo y gas en la Cuenca Neuquina. La UTE que conforman Roche, Madalena Austral y Apco urgó en la formación Vaca Muerta y halló shale oil de muy buena calidad que mantiene surgencias de 1 a 5 metros cúbicos por días.

Por eso, la unión de empresas (de la que también participa Gas y Petróleo de Neuquén) está definiendo una nueva inyección de dinero para ver qué magnitud tiene el reservorio localizado en el área Coirón Amargo en la provincia de Neuquén.

Los resultados de las tres operaciones en la que participa Madalena Austral, subsidiaria local de local de la canadiense Madalena Ventures, fueron detallados por el gerente Ruy Riavitz durante las Jornadas “El desafío del gas no convencional”, que organizadas por el IAPG desde el martes se desarrollan en el auditorio del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) de Neuquén.

Durante el segundo día de exposiciones y deliberaciones la formación Vaca Muerta y su potencial en yacimientos no convencionales se transformó en el principal tema de debate. Todos los actores de la industria analizan los posibles nuevos desarrollos, sacan cuentas, acumulan información e intercambian experiencias en los campos más conocidos de la cuenca neuquina.

En ese contexto, Madalena Austral expuso su experiencia.

“Esta es la aventura de Madalena”, dijo Riavitz, gerente de operaciones. “Estamos en este momento en una etapa de movilización de la factura que vamos a hacer. Estamos haciendo una ventana y en los próximos dos o tres meses, si los socios nos ponemos de acuerdo, vamos a comenzar a hacerlo. Hay dudas en cuanto a los números pero estamos convencidos de que hay que hacerlo”, dijo Riavitz a la prensa.

La fractura de roca en el pozo explorario de Coirón Amargo representa una inversión extra de un millón y medio de dólares que puede definirse en las próximas semanas. El pozo en cuestión tuvo un costo inicial de tres millones y medio de dólares, la terminación otros 500.000 y ahora la apuesta es la fractura múltiple por el shale oil. Un millón y medio más.

“Estamos en una etapa de exploración y hemos tenido buenos resultados en convencional donde perforamos cinco pozos exitosos para los cuales vienen ahora los desarrollos, pero nuestro objetivo hacia el futuro está en los no convencionales, algo con lo que comenzamos en 2008 cuando todavía no estaba muy extendido”, agregó Riavitz.

Diario Río Negro