Los trabajadores petroleros de Santa Cruz decidieron suspender el paro por tiempo indeterminado que llevaban adelante en reclamo de elecciones gremiales y asistirán a una mesa de concertación junto al gobierno provincial, la intervención del Sindicato de Petroleros Privados y las empresas del sector

Las medidas de fuerza serán suspendidas por 10 días, según lo adoptaron los trabajadores del sector tras una asamblea realizada a la vera de la ruta provincial 12 en cercanías de la localidad de Cañadón Seco.

En la Cuenca Austral, los petroleros levantaron las medidas de fuerza el sábado por la noche para garantizar una mesa de diálogo y que la intervención dispuesta por la Federación Argentina del Petróleo, Gas y Biocombustibles pueda realizar el llamado a elecciones gremiales.

En la asamblea ratificaron la decisión de dar “un voto de confianza para lograr una mesa de diálogo con el gobierno provincial, el Ministerio de Trabajo de la Nación, las operadoras petroleras y la Federación”.

Mediante un acta rubricada por diversos delegados de empresas petroleras sostienen que buscarán “recuperar los espacios institucionales y legales; esto es el sindicato entre la intervención y cuerpos orgánicos, la Federación de Petroleros y el Ministerio de Trabajo de la Nación, que permita la normalización de nuestra entidad sindical”.

Aseguran que las partes involucradas en una mesa de concertación “aborden las problemáticas laborales del sector trabajador, como así también la que aqueja a las pequeñas y medianas empresas locales y regionales”.

Y apuntan a que se logre “sostener una transición de nuestra entidad sindical ordenada, para evitar conflictos internos y/o sectoriales que perjudiquen tanto a los trabajadores como a nuestras comunidades, ya que es intención recuperar la paz social, el trabajo, la producción, y lo más importante: la armonía de nuestros vecinos de Santa Cruz”.

Diario Río Negro