Estatal y las tres compañías privadas piden hacerse cargo de la prospección y eventual explotación de los cinco nuevos bloques en Tierra del Fuego.

Con sólo un tercio de la inversión privada proyectada en el Plan Magallanes, Enap y las compañías internacionales GeoPark, YPF y Wintershall ingresaron al Ministerio de Minería las respectivas solicitudes para suscribir contratos especiales de operación petrolera (Ceop’s) en cinco nuevos bloques exploratorios en la región. El acuerdo y las citadas peticiones fueron suscritos formalmente el lunes en Santiago, debiendo ahora el Ministerio de Minería definir la adjudicación de dichos Ceop’s en los próximos meses.

Los cinco nuevos bloques ofertados -a través de una invitación directa que hizo Enap a una veintena de compañías internacionales- son: Isla Norte, Flamenco, Campanario, San Sebastián y Marazzi-Lago Mercedes. Estos bloques de hidrocarburos se consignan dentro de las metas del Plan Magallanes, en el sub Plan de Crecimiento Energía (2011-2014) que tiene como objetivo “recuperar la industria de la energía” y como acciones concretas precisamente la “incorporación de privados a la explotación de nuevos bloques de hidrocarburos en la cuenca de Magallanes”.

Sin embargo, la forma en que se llevó el proceso dejará con déficit la meta de inversiones privadas prevista para el Plan Magallanes, la que se empinaba a US$1.000 millones, pues, producto de los capitales privados de la prospección y explotación de gas y petróleo, se proyectaba la inyección de US$500 millones al 2014. Esta cifra global se completa con un monto similar vinculado al proyecto carbonífero de isla Riesco. No obstante y tal como ya lo había advertido este diario, finalmente la gerencia de Enap optó por un modelo de convocatoria de privados que -según lo informado ayer y en la medida de que Minería apruebe los cinco Ceop’s propuestos- implicará que se invertirán sólo, como piso, US$145 millones en los próximos tres años.

En diciembre de 2010, la estatal inició un proceso de selección de socios para los nuevos Ceop’s, convocando a “empresas internacionales con vasta experiencia en la exploración y la explotación de hidrocarburos”. En un comunicado, Enap informó que dicho proceso culminó este lunes con la firma de acuerdos de participación con GeoPark, YPF y Wintershall. La Empresa Nacional de Petróleo remarcó que este paso busca acelerar la búsqueda y producción de hidrocarburos, incorporando conocimiento técnico y disminuyendo los riesgos asociados a la actividad.

ASOCIACIONES

Según informaciones extraoficiales, Enap propone a Minería asociarse con GeoPark en tres bloques: Isla Norte, Flamenco y Campanario. En el primero se constituirá una sociedad en que ambas compañías tendrán un 50% de participación y en los dos últimos, la correspondencia será 60% GeoPark y el restante 40% Enap. En los tres casos, el operador será la compañía latinoamericana, que ya cuenta con experiencia en la zona (sobre todo conocida por sus labores en el bloque Fell). En los primeros tres años de exploración, el 100% de la inversión estará en manos de GeoPark, proponiendo esta empresa invertir US$101 millones. Si se llega a hallar gas y petróleo, la producción de los eventuales pozos se repartirá en las proporciones antes referida. Extraoficialmente, se indicó que el bloque San Sebastián se establecería un consorcio entre YPF -Wintershall-Enap. En Marazzi-Lago Mercedes, la estatal se asociaría con YPF. En ambos casos, las petroleras internacionales correrán con el 100% de la inversión requerida para la prospección.

SATISFACCIÓN DE GEOPARK

Salvador Harambour, director Chile de GeoPark, expresó la satisfacción de su compañía por el acuerdo alcanzado por Enap e indicó que espera que el Ministerio de Minería apruebe los Ceop’s lo antes posible. “El principal riesgo es que no se haga nada. Nos interesa que esto se defina lo más rápido posible, porque esperamos empezar a practicar sísmica (3-D) en estos meses de verano, para poder comenzar a perforar los primeros pozos a fines de 2012”, remarcó.