El referente del Frente Unidad Sur, dijo que “esta discriminación demuestra la incoherencia de la política ambiental del gobierno. El subsecretario de Gestión Ambiental Gamboa había dicho que el curso estaba pensado para proteger especialmente a Caleta Córdova, pero parece que lo único que le preocupa al gobierno es lavar su imagen y simular estar preocupado por la naturaleza y la salud de las personas”

El referente del Frente Unidad Sur, manifestó: “Los organizadores pidieron que los inscriptos presenten un curriculum en el que constara la experiencia en este tema. Junto a otros vecinos, Natán Viegas y Martiniano Martínez presentaron esta documentación. Los dos han trabajado en la resolución de los problemas causados por los sucesivos derrames de petróleo de Caleta Córdova, barrio en el que viven, y por lo tanto cumplían sobradamente con los requisitos de admisión. Pero, sin embargo, el Ministerio de Medio Ambiente de la provincia les dijo que no podían hacer el curso y dejó afuera a vecinos realmente comprometidos”.

Acevedo aclaró que “no está mal que el gobierno haga un curso orientado a la información y a la prevención de derrames de hidrocarburos, pero esta debe ser una actividad realmente abierta. No está mal que el gobierno se dedique a enseñar sobre la contaminación, pero sería mucho mejor si además se dedicara a controlar a las empresas y cuidara a la comunidad”.

Con el mismo tono crítico, apuntó: “En el Juicio Ético a las Transnacionales que se está realizando en Trelew en estos días, fueron vecinos de Caleta Córdova a denunciar la complicidad del Estado en la contaminación que permanentemente aqueja a ese barrio. Esos vecinos han visto cómo Termap tapaba derrames de petróleo con tierra, cómo el agua de lastre contamina las costas, cómo mueren los peces. Parece que Natán Viegas y Martiniano Martínez vieron demasiadas cosas, como para dejarlos entrar en un curso en el que se dice que todo es bonito, que el gobierno cuida a la gente, que las empresas tienen responsabilidad social”.

Por último, Andrés Acevedo hizo una evaluación general de la política ambiental oficial. “Acá no hay que dar muchas vueltas. El modelo extractivo genera contaminación, si las leyes no están claras y si el Estado mira para otro lado. Las empresas extranjeras vienen y quieren maximizar sus ganancias en el menor tiempo posible, sin que les importe mucho el desastre que causen a mediano y largo plazo. Es lo que está pasando acá y es muy simple. O se está con la gente o se está con las empresas y ya sabemos de qué lado está este gobierno”, sostuvo.

Patagónico.net