El gremio de trabajadores logró un aumento salarial

La destilería de Campo Durán, en Aguaray, retomó su actividad tras el paro de tres días de los trabajadores. Tras un acuerdo entre la compañía Refinor y el gremio de los petroleros, los trabajadores recibirán un aumento salarial y un pago extra, reclamos que habían motivado la medida de fuerza.

En el acuerdo salarial se prevé, entre otras mejoras, un aumento del 10 por ciento sobre el básico y un pago extra de 6.000 pesos.

Luego de que fracasaran previas negociaciones entre el Sindicato Petrolero Privado de Salta y Jujuy y la empresa petrolera, los trabajadores iniciaron el martes de la semana que termina, un duro paro en la planta que produce nafta y gasoil, y envía gas al centro y sur del país.

La huelga de los trabajadores había llegado a afectar la producción del complejo industrial ubicado a 380 kilómetros al norte de la ciudad de Salta.

Esta paralización ponía, además, en peligro el abastecimiento de gas y combustibles líquidos, en especial del norte del país, lo que obligó a la intervención del Ministerio de Trabajo en la negociación entre las partes.

Mesa de trabajo

Tras el levantamiento del paro, el secretario general del Sindicato, Alberto Romero, dijo a El Tribuno que la dirigencia gremial y la empresa seguirán las conversaciones en una mes de trabajo. “Conseguimos aumentos importantes para los trabajadores, sólo queda esperar la Resolución del Ministerio de Trabajo para que queden firmes los otros reclamos”, confirmó el sindicalista.

El Tribuno